Apps de iOS gratis sin jailbreak

Ayer descubrí una forma de conseguir apps gratis para tu dispositivo iOS si no nos importa probar algunas aplicaciones un mínimo de 30 segundos. El único requisito es tener una cuenta de itunes de EE.UU. Es facil hacerse una sin asociarla a ninguna tarjeta para comprar cosas que son gratis, disponibles solamente en EE.UU o para aprovechar oportunidades como esta.

La web es: http://m.freemyapps.com/share/url/0b49a1ce

Las 10 estrategias de Manipulación Mediática

Los ciudadanos estamos siendo constantemente manipulados. Las clases dirigentes, con poder y dinero son quienes manipulan al ciudadano de pie, a la clase obrera. Para lograrlo usan diferentes técnicas, unas más burdas que otras, y se apoyan, como no, en todos y cada uno de los medios de comunicación a su abasto. Vamos a conocer 10 estrategias de manipulación de mano del gran pensador, estudioso y activista Noam Chomsky. Todo lo que sigue es un powerpoint que he copiado aquí y cuyo autor desconozco. Se hace referencia a un documento titulado: “Armas silenciosas para guerras tranquilas“. Desde luego el nombre está bien escogido y describe con precisión el cinismo de quienes nos manipulan sin ningún tipo de escrúpulos.

TV arma de manipulación masiva

NOAM Chomsky y las 10 Estrategias de Manipulación Mediática

El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios

1

1. La estrategia de la distracción

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.
La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.
”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.
2

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones.

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”.
Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.
3

3. La estrategia de la gradualidad.

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos.
Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.
4

4. La estrategia de diferir.

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura.
Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.
5

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad.

La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué?
“Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.
6

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión.

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…
7

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad.

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud.
“La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.
8

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.

Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…
9

9. Reforzar la autoculpabilidad.

Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!
10

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente.
El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Comprender la economía

Bitllets euro

Puedes conducir un coche sin saber como funciona un motor.

Puedes comerte una hamburguesa sin saber de qué animal procede la carne, como criar ese animal, como procesar esa carne, que más ingredientes lleva una hamburguesa, qué o quién le ha dado su forma, quién la ha transportado, que intermediarios se ganan la vida con ella…

Puedes invertir en bolsa y hasta ganar dinero sin saber que en realidad estás financiando empresas que se dedican a fabricar armas o a experimentar medicinas con ciudadanos del tercer mundo.

Puedes hacer muchas cosas sin saber como funcionan o qué las hace funcionar.

Aún siendo lo anterior posible, mi intuición me dice que seguramente nuestra vida mejorará en tanto más sepamos del porqué de las cosas. Deberíamos acostumbrarnos a pensar más y a plantearnos e incluso replantearnos todo lo que nos afecta. Y de entre las cosas que nos afectan, hay una que es omnipresente: la economía. Todos manejamos dinero porque ya hace siglos que descubrimos que el trueque era engorroso y tenía graves limitaciones. Así que, con el invento del dinero, nuestra vida mejoró sustancialmente. Eso es innegable. El problema es que al igual que con tantas cosas, al final actuamos por inercia, ya que nuestro cerebro funciona en gran parte de esta manera: por aceptación de conocimientos acumulados por el efecto trinquete.
Este sistema tiene la desventaja de que actuamos automáticamente, aceptando cosas que no hemos pensado ni validado por nosotros mismos, y desconociendo los mecanismos que hacen funcionar algo. La propuesta de hoy para mis lectores es que al menos en algo tan importante como es la economía, hagan el esfuerzo por comprenderla para quizás de esta manera mejorar la de su entorno más próximo. Y ya de paso, si se le ocurre alguna buena idea que proponer a nuestros gobernantes, ¡pues mejor que mejor!
Hace poco he descubierto un blog muy interesante titulado “Desde el exilio”. Uno de los contenidos de este blog es un libro que esta siendo publicado por capítulos y que se titula “Comprendiendo la economía”. El autor es Mill, y es de los míos. No, yo no soy economista. Me refiero a que su aproximación a la economía es desde el enfoque del método científico, y no desde el enfoque de los supuestos gurús que no dan pie con bola. Por ahora lleva la presentación con su cruzada personal y trece capítulos. No tienen desperdicio. Lectura recomendada.

Las galletas espías

Chocolate chip cookie

Que vivimos en una época digital es un hecho. Parte de nuestra vida ya pasa delante de un ordenador, interactuando con él, y ello entraña algún que otro peligro. Simplificando un poco, podría decirse que los peligros de una vida “analógica” suelen tener su equivalente en la vida digital.

Pero hoy, me gustaría hablar de una de estas actividades en concreto que tiene que ver con galletas. Así a priori las galletas no parecen muy peligrosas. Al contrario, las galletas suelen evocar recuerdos deliciosos y hasta salivación como si fuéramos los mismísimos perros de Pávlov. Os diré una cosa, hay mucha gente sin escrúpulos en el mundo empresarial y sobretodo en el sector de la publicidad. ¿Y a que no adivináis qué es lo que les hace salivar a ellos? Pues muy fácil: lo que les hace salivar lo vienen haciendo impunemente desde hace mucho tiempo con o sin tu consentimiento. Se dedican a algo que nadie en su sano juicio permitiría en su vida “analógica”. Se dedican a seguirte y ver que sitios visitas, registrar que te interesa, dónde haces click… con los oscuros fines de obtener información privilegiada sobre tí, tus gustos, aficiones necesidades. Si esto no es un burdo, llano y vil espionaje en toda regla, no sé que es. Personalmente, prefiero no ser espiado y sin embargo padecer la gran carga de buscar yo mismo lo que me interese, cuando me interese y con las herramientas que yo decida.

Por suerte, hay algunas herramientas que pueden ayudarnos a detectar estas infames galletas y desactivarlas. Una que parece bastante eficaz la encontraréis en el enlace que os pongo a continuación. Pero antes de ir al sitio os aviso que está en inglés pero existe la posibilidad del cambio del idioma al castellano. Lo más práctico es seleccionar todo y enviar la petición de baja de cada uno de estos sistemas de seguimiento.

Desactivar las infames galletas espías que te siguen a todas partes

Ah, y recordad, las cookies buenas son como las de la foto. De las cookies de internet, ¡desconfiad!

No te fíes

Los ciudadanos estamos hartos. ¿Porqué?

Porque:

Los bancos causan una crisis por su negligente gestión y nuestro gobierno premia dicha acción dándoles dinero de nuestros impuestos para que puedan seguir robándonos. No te fíes de los bancos. Si no puedes pagar la hipoteca se quedan con tu casa, la mal venden y encima les sigues debiendo un montón de dinero. Esto no ocurre en otros países. En España (pandereta-land) sí ocurre. Las competiciones entre banqueros no son a ver quien mea más lejos, sino a ver quién cobra más comisiones a sus incautos clientes. Entre los mandamientos de un banquero está el cobrar todas las comisiones pactadas, y las no pactadas… se cobrarán también devolviendo su importe solamente a quién las reclame. No te fíes de los banqueros.

El modelo de economía de crecimiento constante es insostenible y altamente contaminante. Parece ser que al poder táctico, el dinero fácil y rápido les ciega hasta el punto de permitir y fomentar la contaminación y destrucción de nuestro planeta con tal de seguir llenándose los bolsillos. Hay una web muy buena sobre el tema: decrecimiento. Como ejemplo de hasta que punto nos estafa nuestro propio gobierno, os recomiendo que os informéis de la gran estafa que supone el sistema de pensiones de nuestro país. Para ello, visitad:
Desde el exilio.

No te fíes del modelo del económico que impera en el mundo.

Los políticos cobran muchos sueldos, dietas y todo tipo de beneficios fiscales, y todo sin incompatibilidad alguna, aunque si la hubiera tampoco representa mayor problema, pues se arregla mirando a otro lado. Al ciudadano de a pié se le aplican incompatibilidades de todo tipo… no vaya a ser que alguna hormiguita obrera se pueda labrar un porvenir y aspire a enriquecerse con su trabajo!

Los políticos delinquen con impunidad. ¿hasta cuándo?

No importa que partido político votes, ya que todos acaban aprobando leyes que más o menos encubiertamente están diseñadas para su propio enriquecimiento a costa de la clase trabajadora. Cualquier cambio de ley te empobrece un poco más. Comprobado. No te fíes de los políticos.

Hace ya mucho tiempo que los sindicatos han dejado de velar por los intereses del trabajador. Cobran de las dos partes, de los poderosos y de sus pobrecitos afiliados, que lejos de estar protegidos, están desamparados. Pactan acuerdos que no benefician a sus afiliados y se ocupan de no filtrar esos acuerdos hasta que ya es demasiado tarde para reaccionar. Actúan al servicio de quienes se supone que nos protegen. No te fíes de los sindicatos.

Las empresas de seguros en general tienen grandes gabinetes jurídicos especializados en el arte de cobrar por unos servicios potenciales que muy difícilmente podrá disfrutar el asegurado, empleando para ello múltiples argucias. No te fíes de ninguna compañía de seguros.

Las empresas grandes suelen ser o convertirse en simples máquinas de hacer dinero a cualquier precio y sin ningún tipo de escrúpulos. Como ejemplos muy cotidianos tenemos las típicas empresas que contrata una comunidad de propietarios para el mantenimiento del ascensor o la limpieza de las zonas comunes. También están las que te revisan la caldera. Cualquiera de estas aparentemente inofensivas empresas nos hace firmar si no vamos con cuidado, contratos con cláusulas abusivas, realizarán un servicio justito y hasta se aprovecharán de nuestra ignorancia para inventarse cargos, averías o hinchar facturas. No te fíes de las empresas de servicios.

Los abogados son un colectivo que pueden hacer mucho daño cuando tienes la mala suerte de contratar un mal abogado. Un mal abogado puede aceptar tu dinero para luego, ya sea de forma consciente o no, actuar en contra de tu propio interés. No te fíes de los abogados.

La sociedad de consumo te crea necesidades donde antes no las había. Crees necesitar cada vez más cosas y además el último modelo para conseguir hallar una felicidad que sin embargo nunca llega, puesto que siempre hay algo más en el punto de mira para crearte la ansiedad y la sensación de vacío. A veces creo que hay más publicidad que oxígeno en la atmósfera. La sociedad de consumo es implacable y juega con unas reglas que te hacen imposible ganar. El consumidor siempre pierde. No te fíes de la sociedad de consumo, su publicidad y sus engaños.

Los médicos. Que decir de los médicos. Pide una segunda opinión, y una tercera si puedes…no te fíes de los médicos malos. También hay buenos médicos, esfuérzate en dar con ellos y ponles un chip para tenerlos localizados en caso de necesidad. No te fíes de los curanderos, charlatanes o de las pseudociencias como por ejemplo la homeopatía que no es más que un efecto placebo a base de agua. Tampoco te fíes de los médicos de la seguridad social que te inducen a creer que tu salud merece un trato más personalizado en su consulta privada.

Para no seguir…concluyamos con un simple y llano:

NO TE FÍES. TE IRÁ MEJOR.

Escépticos

Menos mal!!!!! Menos mal que para contrarrestar programas tan dañinos como uno de telecinco en que una medium contacta con los muertos de los famosos, hay gente que dedica su esfuerzo y recursos a luchar contra todos los tipos de engaños que, contra toda lógica, son más o menos aceptados por la sociedad. Doy gracias a que en breve, podremos ver en ETB y en Internet, el programa Escépticos, del que os dejo el trailer:

>

El programa es una creación y está dirigido por Jose A. Pérez y presentado por Luis Alfonso Gámez.
Personalmente lo recomiendo. Ya vi el episodio piloto y desde luego, se trata de una producción de calidad, y lo que es mejor, altamente instructiva.

Todos deberíamos amar la ciencia

Ser escéptico es una cualidad que todos deberíamos cultivar. Nos iría mejor a todos…

En este breve video de la Fundación Richard Dawkings se nos dan algunas claves de como funciona el método científico acompañados de poderosos argumentos.

Argumentos irrebatibles, ya que los científicos se toman la molestia de investigar, experimentar, comprobar, asegurarse de que el resultado positivo de sus experimentos u observaciones son repetibles, contrastar sus fuentes, etc. En resumen, aplican su pensamiento crítico y escéptico para buscar una verdad construida sobre axiomas aceptados por todo el mundo. Es una pena que haya todavía tanta gente que cree en las pseudociencias, caracterizadas por la ausencia de todo lo comentado y que el siguiente video ilustra tan bien:

Si el video os ha gustado, o mejor, os ha abierto los ojos, es más que recomendable dedicar un ratito más a conocer al enemigo: las pseudociencias. Siguiendo el enlace de la definición de wikipedia, además del significado veréis una larga lista de pseudociencias con la que mucha, muchísima gente hace negocio a costa de la ignorancia.

Dropbox: espacio gratuito en la nube

Dropbox

Ya hace un tiempo que disfruto de las ventajas de disponer de un espacio gratuito en la nube (el limbo de Internet). Hasta hace poco, si no quieres pagar ninguna cuota, te daban 2 Gb gratis de espacio para que los utilices como quieras, ya sea para uso privado o bien para compartir parte del contenido que subas. Pues bien, hoy he visto que si lo recomiendas, puedes llegar hasta 8 Gb de espacio de almacenamiento. Así que…¿a que esperáis?
Tan sólo necesitáis registraros con un correo electrónico y una contraseña y listos.

Quiero mi cuenta DropBox, pero la quiero ya!!

Escribe tu objetivo, desarrolla un plan

Hoy quiero hablaros de Andreu Mateu, un hombre que ha aprendido a ver claro al no dejar que el miedo empañe su visión. Ha sido el primer español en cruzar el Atlántico a remo. No puedo estar más de acuerdo con todo lo que Andreu responde en la entrevista. La diferencia estriba en que lo que él sabe, lo sabe por experiencia, -que es la única manera efectiva de obtener conocimiento-, mientras que yo tan solo soy un aprendiz que reúne información para quizás algún día pasar a la acción. Saber lo que hay que hacer es relativamente fácil. Hacerlo ya es otra cosa. Hay pensamientos que son difíciles de interiorizar y hacerlos nuestros de verdad si no los hemos experimentado por nosotros mismos. Pero de todas maneras, -a la vista de las respuestas de Andreu-, uno tiene la tentación de apoderarse de sus sabias conclusiones… ahorrándose acciones tan drásticas como las que tomó él durante su catarsis: venderlo todo, cruzar un océano a remo, montar una empresa…
Las tres últimas respuestas son sencillamente geniales.

“Lucha por lo que quieres y serás feliz”

Entrevista de IMA SANCHÍS – 27/04/2007 para la sección “La contra” de la Vanguardia.

andreu.jpg

Tengo treinta y quince años. Nací en Reus y vivo entre Madrid, Barcelona y Tarragona. Me licencié en Ciencias Empresariales y creé una empresa dedicada a la motivación de equipos humanos a través de conferencias y actividades al aire libre (Dream& adventurs). Soltero y sin hijos. Librepensador. Creo en el poder motivador de los sueños.

Andreu Mateu

– Yo siempre aplico la misma fórmula: tengo un sueño, lo pongo por escrito, lo convierto en un objetivo y desarrollo un plan.

– ¿Cuál fue su primer sueño?

– Licenciarme en Empresariales pese a ser un estudiante pésimo. Nadie creía que yo acabaría la carrera. El segundo sueño fue irme a trabajar a Nueva York, y conseguí un excelente empleo en la embajada de España. Pero al cabo de cinco años, abrí una galletita en un restaurante chino de Manhattan.

– ¿De esas con mensaje?

– Sí. “Nunca sabrás lo que eres capaz de hacer hasta que lo intentes”, decía. Y nació mi siguiente sueño: cambiar el traje y la corbata por el proyecto Transcovery.

– ¿Eso suena lejos?

– Recorrí 120 países en 130 formas de transporte distintas. De Reus a Barcelona en patines, crucé Mallorca en un patín catalán y el estrecho de Gibraltar a nado. El Atlántico lo crucé en un velero y Europa en bicicleta. Y di la vuelta a África en moto.

– ¿No le dio vértigo abandonar su vida?

– Antes de embarcarme en ese sueño hice un informe de mi vida que se titulaba De dónde vengo, dónde estoy y adónde quiero ir,un ejercicio que recomiendo a todos. En el apartado dónde estoy hice una lista de cuáles eran mis puntos fuertes y cuáles los débiles.

– ¿Y qué descubrió?

– Que todo lo que tenía en Nueva York: un trabajo, un apartamento, corbatas, trajes, un descapotable, televisor, esquís, palos de golf… no eran mis activos; así que lo vendí todo. Mis activos eran mi educación y mi red de conocidos y amigos, y eso no lo perdía.

– Una vez en la aventura, ¿cuántas veces se preguntó qué hago yo aquí?

– Ninguna. Desde el día en que tomé la decisión y comencé los preparativos viví con ilusión y entusiasmo, y una vez allí lo disfruté. Cuando regresé a España, mi siguiente sueño fue montar una empresa, y ahí sí que he estado muchas veces tentado a tirar la toalla, me ha costado diez años y lo he pasado muy mal, es un mundo lleno de tiburones.

– ¿Por eso se metió en el siguiente lío?

– En un rinconcito de mi mente siempre estuvo el sueño de cruzar el Atlántico a remo.

– ¡¿Pero por qué?!

– Es mi manera de llenarme la vida de entusiasmo. Cruzar el Atlántico fue un gran reto, porque cuatro meses antes no había navegado nunca. Pero fue fantástico, aprendí muchísimo de náutica, descubrí lo bien que se está solo en mitad del mar y disfruté de la calidad de las conversaciones que tuve con amigos que me llamaban. Vivimos en un mundo en el que todo va demasiado deprisa.

– Estoy de acuerdo.

– En medio del océano puedes reflexionar sobre ti y las personas que quieres; valorar lo que tienes… La empresa iba bien, tengo un buen equipo, podía lanzarme a remar.

– ¿No será usted un poco temerario?

– Estoy convencido de que todos podemos más de lo que pensamos y que la principal barrera que hay entre dónde estamos y dónde queremos estar es nuestra propia mente. Si te concentras, te preparas, hablas con quien sabe del tema, investigas, lees y te buscas un buen equipo, todo es alcanzable. Después de cruzar el Atlántico a remo la gente se me acerca y me toca el brazo. Toque usted…

– No es usted Schwarzenegger.

– El músculo que importa no está en el brazo, está en la mente. Yo no había remado nunca antes, y tampoco me entrené yendo a un gimnasio, ya tendría tiempo de remar y de ponerme en forma por el camino.

– Tiene usted valor.

– Mi valor está en haberme enfrentado a mis miedos y haber decidido seguir adelante pese a que todos me dijeran que estaba loco. Todo esto se produce en la mente, y también hace falta cabeza para llevar a cabo los preparativos, que me llevaron once meses.

– ¿Qué fue lo más impactante de esos 99 días remando en solitario?

– La cantidad de vida social que tuve. Diseñé una web en la que cada día escribía mi crónica y creé un apartado al que la gente me podía enviar mensajes, lo hice pensando en mis amigos y mi familia. Pero resultó que hubo 4.000 personas que seguían mi crónica.

-… Solo no estuvo.

– No. Una de las grandes satisfacciones de este proyecto han sido los 5.600 mensajes de motivación que he recibido y la gente que me ha contado que mi experiencia le ha hecho cuestionarse el rumbo de su vida.

– ¿Algún otro aprendizaje?

– Que en la vida, cuando vivimos con ilusión y persistimos, las montañas se convierten en llanuras. Debes tener claro lo que quieres y luchar por ello, porque eso te hará feliz.

– ¿Ha pasado miedo?

– A menudo. Pero el coraje no es más que saber vivir con el miedo. Yo cuando siento miedo no permito que me bloquee, lo que hago es prepararme más todavía.

– ¿En qué le ha cambiado esta travesía?

– Si te distancias de esta sociedad acelerada, la ves como un gran hormiguero lleno de vidas muy complejas asediadas por millones de informaciones: noticias, ruido, contaminación, publicidad, multas, colegios, hipotecas… Desde fuera parecen todos locos.

– ¿Con qué sueño ha vuelto?

– Con el de vivir la vida más despacio, con más disfrute. Hacer menos cosas al día y a mi ritmo, no al ritmo que impone la sociedad. Quiero buenas conversaciones y calma. El secreto es renunciar a cosas. Estoy convencido de que uno puede construir su felicidad.

– ¿Cómo?

– Construyendo su vida, siendo el artífice, el arquitecto, el que conduce el coche y no el pasajero que se deja llevar.

Actualización:
Una buena amiga que le da al remo coincide en encontrar inspiradora esta entrevista, y me envía el enlace a la web del proyecto ahora cumplido de cruzar el Atlántico: Con un par de remos
Por cierto… esto del con un par de remos me recuerda a otra cosa que no le debe haber ido mal para cumplir su objetivo.