El beso

el-beso.jpg

Recientemente, una buena amiga me envió esta imagen del famoso cuadro de Klimt: “El beso”. Me preguntó que me sugería el cuadro. Es curioso, pero cuando le di mi opinión, ella me dijo la suya…¡y fue totalmente opuesta a la mía! Una vez más, se demuestra que debemos ser muy cuidadosos en nuestros juicios, porque la percepción es 100% subjetiva, y por tanto, la interpretación de una misma cosa -en este caso este precioso cuadro- puede variar hasta límites insospechados.

Lo que a mi me contó el cuadro es esto:

Lo que me sugiere es ternura por parte de los dos. Me gusta la forma de besar de él en la que coge o acaricia su cara con las manos. Me gusta los ojos cerrados de ella concentrándose en el amor que está recibiendo con ese beso y la forma en que se lo da el hombre. También es bonito que ella tiene su mano sobre la de él, acariciándola a la vez que permite y aprueba la caricia de él.
Lo que queda claro es que es que el beso de él es un elemento más a añadir al abrazo que él le da para ofrecerle la protección que ella parece necesitar y aceptar.

Tengo curiosidad por conocer más opiniones sobre el cuadro. A ver quien se anima a expresar la suya. Solo pido que sea una opinión genuinamente vuestra, y no influenciada por los críticos de arte profesionales cuyas opiniones pueden encontrarse fácilmente en Internet. No me interesan las personas espejo, que reflejan lo que hay a su alrededor; me interesan las personas transparentes que no tienen miedo a que veamos su interior.