Time flies

Time flies when you’re having fun.

Well, I guess I must be having fun! ūüėČ

Hay much√≠simas cosas m√°s divertidas o interesantes que leer o escribir un blog…as√≠ que si veis que no escribo durante unos d√≠as, ¬°alegraros por m√≠!

Escribe tu objetivo, desarrolla un plan

Hoy quiero hablaros de Andreu Mateu, un hombre que ha aprendido a ver claro al no dejar que el miedo empa√Īe su visi√≥n. Ha sido el primer espa√Īol en cruzar el Atl√°ntico a remo. No puedo estar m√°s de acuerdo con todo lo que Andreu responde en la entrevista. La diferencia estriba en que lo que √©l sabe, lo sabe por experiencia, -que es la √ļnica manera efectiva de obtener conocimiento-, mientras que yo tan solo soy un aprendiz que re√ļne informaci√≥n para quiz√°s alg√ļn d√≠a pasar a la acci√≥n. Saber lo que hay que hacer es relativamente f√°cil. Hacerlo ya es otra cosa. Hay pensamientos que son dif√≠ciles de interiorizar y hacerlos nuestros de verdad si no los hemos experimentado por nosotros mismos. Pero de todas maneras, -a la vista de las respuestas de Andreu-, uno tiene la tentaci√≥n de apoderarse de sus sabias conclusiones… ahorr√°ndose acciones tan dr√°sticas como las que tom√≥ √©l durante su catarsis: venderlo todo, cruzar un oc√©ano a remo, montar una empresa…
Las tres √ļltimas respuestas son sencillamente geniales.

“Lucha por lo que quieres y ser√°s feliz”

Entrevista de IMA SANCH√ćS – 27/04/2007 para la secci√≥n “La contra” de la Vanguardia.

andreu.jpg

Tengo treinta y quince a√Īos. Nac√≠ en Reus y vivo entre Madrid, Barcelona y Tarragona. Me licenci√© en Ciencias Empresariales y cre√© una empresa dedicada a la motivaci√≥n de equipos humanos a trav√©s de conferencias y actividades al aire libre (Dream& adventurs). Soltero y sin hijos. Librepensador. Creo en el poder motivador de los sue√Īos.

Andreu Mateu

– Yo siempre aplico la misma f√≥rmula: tengo un sue√Īo, lo pongo por escrito, lo convierto en un objetivo y desarrollo un plan.

– ¬ŅCu√°l fue su primer sue√Īo?

– Licenciarme en Empresariales pese a ser un estudiante p√©simo. Nadie cre√≠a que yo acabar√≠a la carrera. El segundo sue√Īo fue irme a trabajar a Nueva York, y consegu√≠ un excelente empleo en la embajada de Espa√Īa. Pero al cabo de cinco a√Īos, abr√≠ una galletita en un restaurante chino de Manhattan.

– ¬ŅDe esas con mensaje?

– S√≠. “Nunca sabr√°s lo que eres capaz de hacer hasta que lo intentes”, dec√≠a. Y naci√≥ mi siguiente sue√Īo: cambiar el traje y la corbata por el proyecto Transcovery.

– ¬ŅEso suena lejos?

– Recorr√≠ 120 pa√≠ses en 130 formas de transporte distintas. De Reus a Barcelona en patines, cruc√© Mallorca en un pat√≠n catal√°n y el estrecho de Gibraltar a nado. El Atl√°ntico lo cruc√© en un velero y Europa en bicicleta. Y di la vuelta a √Āfrica en moto.

– ¬ŅNo le dio v√©rtigo abandonar su vida?

– Antes de embarcarme en ese sue√Īo hice un informe de mi vida que se titulaba De d√≥nde vengo, d√≥nde estoy y ad√≥nde quiero ir,un ejercicio que recomiendo a todos. En el apartado d√≥nde estoy hice una lista de cu√°les eran mis puntos fuertes y cu√°les los d√©biles.

– ¬ŅY qu√© descubri√≥?

– Que todo lo que ten√≠a en Nueva York: un trabajo, un apartamento, corbatas, trajes, un descapotable, televisor, esqu√≠s, palos de golf… no eran mis activos; as√≠ que lo vend√≠ todo. Mis activos eran mi educaci√≥n y mi red de conocidos y amigos, y eso no lo perd√≠a.

– Una vez en la aventura, ¬Ņcu√°ntas veces se pregunt√≥ qu√© hago yo aqu√≠?

– Ninguna. Desde el d√≠a en que tom√© la decisi√≥n y comenc√© los preparativos viv√≠ con ilusi√≥n y entusiasmo, y una vez all√≠ lo disfrut√©. Cuando regres√© a Espa√Īa, mi siguiente sue√Īo fue montar una empresa, y ah√≠ s√≠ que he estado muchas veces tentado a tirar la toalla, me ha costado diez a√Īos y lo he pasado muy mal, es un mundo lleno de tiburones.

– ¬ŅPor eso se meti√≥ en el siguiente l√≠o?

– En un rinconcito de mi mente siempre estuvo el sue√Īo de cruzar el Atl√°ntico a remo.

– ¬°¬ŅPero por qu√©?!

РEs mi manera de llenarme la vida de entusiasmo. Cruzar el Atlántico fue un gran reto, porque cuatro meses antes no había navegado nunca. Pero fue fantástico, aprendí muchísimo de náutica, descubrí lo bien que se está solo en mitad del mar y disfruté de la calidad de las conversaciones que tuve con amigos que me llamaban. Vivimos en un mundo en el que todo va demasiado deprisa.

– Estoy de acuerdo.

– En medio del oc√©ano puedes reflexionar sobre ti y las personas que quieres; valorar lo que tienes… La empresa iba bien, tengo un buen equipo, pod√≠a lanzarme a remar.

– ¬ŅNo ser√° usted un poco temerario?

– Estoy convencido de que todos podemos m√°s de lo que pensamos y que la principal barrera que hay entre d√≥nde estamos y d√≥nde queremos estar es nuestra propia mente. Si te concentras, te preparas, hablas con quien sabe del tema, investigas, lees y te buscas un buen equipo, todo es alcanzable. Despu√©s de cruzar el Atl√°ntico a remo la gente se me acerca y me toca el brazo. Toque usted…

– No es usted Schwarzenegger.

– El m√ļsculo que importa no est√° en el brazo, est√° en la mente. Yo no hab√≠a remado nunca antes, y tampoco me entren√© yendo a un gimnasio, ya tendr√≠a tiempo de remar y de ponerme en forma por el camino.

– Tiene usted valor.

РMi valor está en haberme enfrentado a mis miedos y haber decidido seguir adelante pese a que todos me dijeran que estaba loco. Todo esto se produce en la mente, y también hace falta cabeza para llevar a cabo los preparativos, que me llevaron once meses.

– ¬ŅQu√© fue lo m√°s impactante de esos 99 d√≠as remando en solitario?

– La cantidad de vida social que tuve. Dise√Ī√© una web en la que cada d√≠a escrib√≠a mi cr√≥nica y cre√© un apartado al que la gente me pod√≠a enviar mensajes, lo hice pensando en mis amigos y mi familia. Pero result√≥ que hubo 4.000 personas que segu√≠an mi cr√≥nica.

-… Solo no estuvo.

РNo. Una de las grandes satisfacciones de este proyecto han sido los 5.600 mensajes de motivación que he recibido y la gente que me ha contado que mi experiencia le ha hecho cuestionarse el rumbo de su vida.

– ¬ŅAlg√ļn otro aprendizaje?

– Que en la vida, cuando vivimos con ilusi√≥n y persistimos, las monta√Īas se convierten en llanuras. Debes tener claro lo que quieres y luchar por ello, porque eso te har√° feliz.

– ¬ŅHa pasado miedo?

РA menudo. Pero el coraje no es más que saber vivir con el miedo. Yo cuando siento miedo no permito que me bloquee, lo que hago es prepararme más todavía.

– ¬ŅEn qu√© le ha cambiado esta traves√≠a?

– Si te distancias de esta sociedad acelerada, la ves como un gran hormiguero lleno de vidas muy complejas asediadas por millones de informaciones: noticias, ruido, contaminaci√≥n, publicidad, multas, colegios, hipotecas… Desde fuera parecen todos locos.

– ¬ŅCon qu√© sue√Īo ha vuelto?

РCon el de vivir la vida más despacio, con más disfrute. Hacer menos cosas al día y a mi ritmo, no al ritmo que impone la sociedad. Quiero buenas conversaciones y calma. El secreto es renunciar a cosas. Estoy convencido de que uno puede construir su felicidad.

– ¬ŅC√≥mo?

РConstruyendo su vida, siendo el artífice, el arquitecto, el que conduce el coche y no el pasajero que se deja llevar.

Actualización:
Una buena amiga que le da al remo coincide en encontrar inspiradora esta entrevista, y me envía el enlace a la web del proyecto ahora cumplido de cruzar el Atlántico: Con un par de remos
Por cierto… esto del con un par de remos me recuerda a otra cosa que no le debe haber ido mal para cumplir su objetivo.

¬°Sorpresa!

Hoy os invitar√© a la reflexi√≥n de mano de una de esas fant√°sticas historias que Paulo Coelho nos cuenta en su peque√Īo gran libro “Maktub”:

maktub.jpg

Vamos a imaginar que la vida es perfecta. Est√°s en un mundo perfecto, con personas perfectas, que tienen todo lo que quieres, en el que todo el mundo lo hace todo correctamente, en el momento oportuno. En este mundo tienes todo lo que deseas, s√≥lo lo que deseas, exactamente como lo so√Īaste. Y puedes vivir cuantos a√Īos quieras.
imagina que, despu√©s de cien o de doscientos a√Īos, te sientas en un banco inmaculadamente limpio, ante un paisaje magn√≠fico, y piensas: “Qu√© aburrido! ¬°Falta emoci√≥n!
En ese momento, ves un bot√≥n rojo delante de ti, que dice: “SORPRESA!”

sorpresa.gif

Despu√©s de considerar todo lo que esta palabra significa, ¬Ņpulsas el bot√≥n? ¬°Claro! Entonces entras por un t√ļnel negro, y sales al mundo en el que est√°s viviendo en este momento.

Parece ser que el ser humano se cansa de todo…incluso de la perfecci√≥n. Por cierto…¬Ņdonde andar√° mi bot√≥n rojo? ¬°Quiero mi sorpresa ya!