Lo que consigues

El viejo truco del almendruco consiste en muchas cosas. Una de ellas es la siguiente:

No siempre puedes conseguir lo que quieres, pero a veces puedes conseguir lo que necesitas.

Así que.. ¡¡Arriba esos animos!!