Vida de pollo

Hay personas que llevan vida de pollo. Un buen amigo mío me confesaba el otro día que vive una vida de pollo. A él le dedico con cariño este artículo. Pero…¿Qué es llevar una vida de pollo?

La vida de pollo se caracteriza por la falta de verbos en tu vida. Un pollo (nos referimos al pollo esclavo, al típico pollo de granja de producción) dedica el día a las siguientes actividades:

Producir-Comer-producir-dormir… y vuelta a empezar (Número de verbos distintos = 3)

Para evitar que esto nos ocurra sugiero que al terminar el día cada uno cuente los verbos que ha realizado y anote su número en una libreta. Después de algunas semanas, realizaremos una gráfica y observaremos la tendencia cuantitativa de los verbos. Si estos tienden a decrecer, deberemos preocuparnos y adoptar contramedidas, sobre todo si el número de verbos empleados se acerca peligrosamente a 3. Si esto ocurriera, corréis el peligro de empezar a poner huevos (si eres mujer) o de desarrollar cresta, espolones y unos celos impresionantes (si eres hombre).

Otro peligro de convertirse en un pollo es que si coges la gripe aviar, el médico no te da nada para soportar los síntomas…al contrario: ¡se chivará a los malos para que te liquiden o para que te quemen o entierren vivo!
Hay muchos motivos para no llevar vida de pollo, yo tan solo os he mostrado algunos.

Si tienes un blog por afición y no por trabajo, alégrate, porque ya empezamos con un mínimo de 4 verbos distintos.