Boicot a los oligopolios

Un oligopolio es como un monopolio…solo que hay varios que se reparten el pastel. El resultado para el consumidor es el mismo: pérdida de poder adquisitivo por culpa de que se anule la beneficiosa competencia al acordar entre todos una subida general de precios.

En España, las compañías telefónicas vienen abusando hace tiempo del oligopolio que tienen montado. En Marzo entra en vigor una medida de protección al consumidor que consiste en obligar a tarificar las llamadas por segundos. Como respuesta, las operadoras telefónicas se ponen de acuerdo para subir los precios incrementando todavía más su ya amplio margen de beneficios. Es una burla en nuestra cara. Puedo imaginar como estas operadoras se acercan por detrás, sentir su respiración en el cogote mientras me susurran: relájate y no te dolerá…

¡Nada de eso!

La gente y las compañías tienen el poder que les damos. Hay que usar nuestra cuota de poder. Seamos responsables y contribuyamos a mejorar el mundo. Una buena manera es hacer lo posible por evitar que el dinero siga fluyendo siempre en la misma dirección: la de las grandes compañías, sobre todo cuando esta claro que abusan de su poder. El mundo no es justo porque una mitad se come al otro. La mitad que se come a la otra es la que acapara el dinero. La globalización tiene cosas buenas y cosas malas. Entre las malas se cuenta la contribución al desigual reparto de riqueza en el mundo, fomentando que las personas y países ricos sean más ricos y las personas y países más pobres sean todavía más pobres.

Desde aquí, me uno al boicot de apagar el teléfono móvil todo el dia el 1 de Marzo. Sugiero os unáis a la campaña, y por favor, no hagáis correr la voz mediante un SMS, hacedlo mediante el boca a boca o el correo electrónico.

A mi me gustaría ir más lejos, y proponeros a todos un uso más responsable del móvil todos los días, usándolo únicamente para comunicaciones verdaderamente importantes y para emergencias y no porque sí o para mantener conversaciones chorras.