Deja de buscar respuestas y las encontrarás

Almendruco’s Trick

El misterio de la vida consiste en dominar el viejo truco del almendruco





  • Licencia de uso

    Licencia de uso

      www.flickr.com
      Esto es un script de Flickr que muestra fotos del álbum Favorites. Crea tu propio script aquí.
  • Sindicación





  • Subscribir Almendruco's Trick con Bloglines

    Si quieres recibir Almendruco's Trick en tu correo, escribe tu e-mail:

    Se te enviará gracias a FeedBurner



    todas las estadísticas que puedas necesitar

    Publicidad buena y mala

    31 December 2006

    Hay publicidad buena y hay publicidad mala. El viejo truco del almendruco os ayudará a distinguir la buena de la mala para que no perdáis el tiempo en la que no vale la pena.

    La publicidad buena:

    1. Aquella cuyo objetivo principal no es económico, sino formativo.
    2. La que va dirigida al público general y no a segmentos de mercado concretos (como niños, ancianos, personas con determinado status económico, etc.) de forma que cualquier destinatario de la publicidad pueda identificarse con el mensaje y no sentirse discriminado por no pertenecer a ese determinado segmento de la población o categoría social.
    3. La de productos que son buenos y además, logra que recuerdes su nombre.
    4. La que se dirige a ti con respeto y te considera un ser con cierto nivel de inteligencia.
    5. La atrevida. Ejemplos: la que se aleja de los estereotipos e intenta innovar, poniendo por ejemplo mujeres al volante de coches, hombres lavando la ropa…
    6. Aquella cuyo objetivo sincero y real es mejorar la vida de las personas. Ejemplos: O.N.G’s, organizaciones de ayuda, campañas de tráfico que te recuerdan que conducir como un loco hará que te mueras o mates a otros, etc.
    7. Aquella cuyo objetivo sincero es difundir, propagar, divulgar conocimiento útil para concienciarnos de que es nuestra responsabilidad cuidar el medio ambiente y no abusar de los recursos que nos ofrece el planeta Tierra. Ejemplos: Campañas para ahorro de energía, de agua, etc.
    8. La que se ríe de si misma. Ocurre igual que con las personas: desconfía de una persona tan seria que no es capaz de reírse de sí misma.
    9. La que te hace sentir bien, como por ejemplo:
    • La que utiliza el humor, de manera que cumple un buen propósito aunque no logre el principal que es vender el producto.
    • La que utiliza buena música, y aunque no te interese el producto puedes simplemente cerrar los ojos y disfrutar de la melodía.
    1. La que muestra claramente todas las virtudes y prestaciones de una forma exacta y clara.
    2. La del boca a boca, que hace un consumidor satisfecho
    3. La que otras personas, empresas o instituciones hacen de tu producto de una forma totalmente altruista.

    La publicidad mala:

    1. La dirigida a personas fácilmente influenciables por no estar en posesión de plenas facultades como son por ejemplo niños cuyo cerebro todavía no ha alcanzado la madurez, o personas mayores cuyas facultades puedan estar mermadas a causa de su edad.
    2. La que exagera las cualidades, propiedades, resultados y consecuencias del uso del producto. Ejemplos: productos de limpieza que con una pasada y sin frotar dejan todo hiper-reluciente y brillante, uso de actores barbilampiños y con piel tipo culito de bebé para anunciar lo bien apurada que te deja la cara si usas tal marca de cuchilla de afeitar…
    3. Las que muestran situaciones irreales que favorecen o persiguen directamente la creación de asociaciones incorrectas de ideas en el consumidor. Ejemplos: Los productos cosméticos que NO rejuvenecen y NO curan nada, que NO harán que ligues más. Las bebidas energéticas que NO harán que saltes con éxito un puente levadizo separado 10 metros. Los productos “mágicos” para hacer deporte mientras ves la T.V o planchas que NO lograrán modelar una esbelta figura mientras no hagas gimnasia de verdad y comas como es debido.
    4. La que esconde más cosas de las que muestra. Ejemplo: anuncios de tabaco, que esconden que consumir tabaco crea más adicción que consumir otras drogas duras no legales, y que también esconden los cientos de de sustancias tóxicas en cada cigarrillo y solamente muestran el glamour que uno atraerá fumando su marca -y digo glamour porque sabor no creo que puedan vender a juzgar por la pestilencia del humo que se desprende del p*t* cigarrillo de los c*j*n*s.
    5. La originada a modo de ”lavado de imagen” después de que algún escándalo haya conmocionado a la opinión pública. Ejemplo: las empresas que dañan el medio ambiente o los derechos fundamentales de las personas y que suelen operar “silenciosamente”, alzando la voz en forma de publicidad únicamente cuando algún asunto se les va de las manos.
    6. La que te hace sentir mal. Los publicistas saben muy bien que la persona feliz no compra.
    7. La que ensalza y promueve malas actitudes como la envidia, violencia, egoísmo, competición, etc.
    8. La que muestra actitudes violentas, peligrosas, inmorales… (que sin duda muchos tratarán de imitar).
    9. La publicidad engañosa (la que atrae con artimañas y engaños o contiene “letra pequeña”)
    10. La que es tan “inteligente” que se hace difícil de entender y por tanto te hace sentir tonto o que te están tomando el pelo.
    11. La que no refleja el mundo real, sino una burda imitación idealizada donde todas las personas son guapas, jóvenes, con éxito y nunca…nunca…se mueren.
    12. La de productos malos que no se venderían si no se publicitaran.
    13. La que usa técnicas subliminales para manipular nuestro subconsciente. Son técnicas de probado funcionamiento que están prohibidas pero que siguen usándose.
    14. La camuflada, que cual caballo de Troya, nos influye cuando tenemos bajada la guardia al no tener la sensación de estar expuestos a publicidad. Ejemplo: Uso estudiado de diálogos y planos en películas, series de T.V y programas para promocionar algún producto o idea.
    15. La que hace buenos anuncios de productos que no conviene consumir o son malos
    16. La que graba su mensaje en tu mente por repetición obsesiva en lugar de lograr que lo recordemos en base a la calidad de ese anuncio.
    17. La impuesta por estar ubicada en lugares y medios en los que no debiera estar (en informativos de T.V, en el cine donde has pagado una entrada para ver una película y no publicidad)
    18. La inesperada (como la que te ponen en el parabrisas del coche -y además no hay una papelera cerca donde deshacerse de ella-)
    19. La que aparece en momentos inadecuados.
    20. La masiva, como el spam y las cartas cadena de Internet, los SMS en los móviles, el “buzoneo” diario de panfletos en tu buzón (que merma en un 10% la capacidad de tu depósito contenedor de basura.)
    21. El adoctrinamiento, es decir, la manipulación para hacerte creer en determinadas ideas.
    22. La religión: una de las peores formas de publicitar creencias y doctrinas con la finalidad de controlar tu comportamiento en base a recompensas basadas en humo presente o futuro
    23. La que pese a tu capacidad de razonar, logra que compres lo que no necesitas. Ejemplos: tu segundo coche, tu segunda casa, el nuevo teléfono móvil (celular en América) que tiene tantas funciones que encontrar la tecla para llamar es dificilísimo, el nuevo chicle sabor lima-limón que aparte de su excitante sabor, blanquea los dientes, ayuda a hacer la digestión y hace que tu caca huela mejor.

    Habréis visto que me ha resultado mucho más fácil encontrar “Publicidad mala” que “Publicidad buena”. ¿Será un reflejo de la situación actual? ¿Qué probabilidad tenemos de que la publicidad que vemos sea buena o mala? Dejadme hacer un pequeño cálculo…

    12+23=35
    23/35=0,66 (redondeando)
    12/35=0,34 (redondeando)

    Según los subjetivos cálculos de Almendruco’s Trick, la publicidad que “sufrimos” diariamente tiene una probabilidad de ser mala del 66% (eso supone las dos terceras partes de toda la publicidad, y creo que he sido benevolente). Haz con esta información lo que quieras, pero yo te recomiendo que te expongas lo menos posible a la publicidad y hagas lo posible por ver -en la medida de lo posible- únicamente la que te interese ver.

    Uno de los objetivos básicos de la publicidad es crear en el consumidor una necesidad. Aunque en contadísimas ocasiones, esto puede ser beneficioso para el consumidor, la lógica y la razón nos dicen que es mejor que nosotros mismos seamos quienes nos creemos nuestras propias necesidades, y no dejar en manos de altos ejecutivos de grandes empresas y de “publicistas sin escrúpulos”** la creación de nuestras necesidades.

    Por supuesto, todo lo expuesto anteriormente es subjetivo e inexacto, pero creo que da que pensar, que es el objetivo real de este truco. (A partir de ahora llamaré trucos a las entradas, en honor al nombre de este blog: “Almendruco’s Trick”. Como os lo explicaría….ehem…es que tengo que publicitar este blog!)

    Ya hablé sobre Publicidad y manipulación en el tercer apartado de: El mundo es mentira

    No debéis perderos esta entrada que encontré en el fantástico blog Decrecimiento, recomendando un libro que se llama 13,99 €
    Para saber más: Publicidad según wikipedia

    **NOTA: Almendruco’s Trick define “publicistas sin escrúpulos” exclusivamente a aquellos que utilizan todos los recursos psicológicos a su alcance para promocionar de la mejor manera posible productos “malos” para el ser humano o el planeta Tierra.

    Escribe una respuesta

    XHTML: Puedes usar estos códigos html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>