Deja de buscar respuestas y las encontrarás

Almendruco’s Trick

El misterio de la vida consiste en dominar el viejo truco del almendruco





  • Licencia de uso

    Licencia de uso

      www.flickr.com
      Esto es un script de Flickr que muestra fotos del álbum Favorites. Crea tu propio script aquí.
  • Sindicación





  • Subscribir Almendruco's Trick con Bloglines

    Si quieres recibir Almendruco's Trick en tu correo, escribe tu e-mail:

    Se te enviará gracias a FeedBurner



    todas las estadísticas que puedas necesitar

    1º corrobora

    1 December 2006

    Omalaled, en su magnifico blog nos deleita con una buena recopilación de frases con un denominador común: la ciencia. Recomiendo su lectura. Me he tomado la libertad de arrastrar aquí una de esas frases porque apunta en la misma dirección que Almendruco’s Trick:

    No hemos de creer en lo dicho, simplemente porque fue dicho; ni en las tradiciones, porque han sido trasmitidas desde la antigüedad; ni en los rumores; ni en los escritos de los sabios, porque han venido de ellos; ni en las fantasías, que se supone han sido inspiradas por un deva [es decir, una supuesta inspiración espiritual]; ni en las deducciones basadas en alguna suposición casual; ni por lo que parece ser una necesidad analógica; ni por la mera autoridad de nuestros instructores o maestros, sino que hemos de creer cuando lo escrito, la doctrina o lo dicho, está corroborado por nuestra propia razón y conciencia. Por eso, enseñé a no creer lo que oyen decir, sino que, cuando lo crean conscientemente, actúen de acuerdo y plenamente.” (Kalama Sutta)

    17 comentarios to “1º corrobora”

    1. .Marfil. es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Agrego esta frase que también mencione en el blog de Omalaled:

      Aquel que duda y no investiga, se torna no sólo infeliz, sino también injusto.
      Pascal.

    2. edusol es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Hola .Marfil.
      Antes de nada pido disculpas por la parrafada que estoy a punto de soltar. Me ocurre una cosa: tengo la manía de analizar de vez en cuando las cosas -y más en Almendruco’s Trick-. En este caso con tres fines:
      1 – Demostrar que el lenguaje es muy vago e inexacto, fuente de multiples interpretaciones y malentendidos.
      2 – Por otra parte, es una oportunidad para divulgar algún conocimiento que me haya llamado la atención.
      3 – Finalmente, es una manera de crear debate con otras personas interesantes y aprender algo en el proceso. En este momento, no me interesa lo que quiso decir Pascal. Como leerás a continuación, ya he sacado mis conclusiones. Me interesa más que interpretas tú o cualquier otra persona. Las opiniones de otras personas son fantásticas oportunidades para ampliar nuestra forma de pensar y añadir enfoques distintos a las situaciones. Con todo, no olvidemos el título de la entrada que genera todos estos comentarios: hay que corroborar primero la información que otros nos dicen.

      Tras esta también larga justificación de la disculpa parrafil, procederé a comentar sobre la última parte de la frase de Pascal:
      Me cuesta encontrar una justificación de la injusticia (¿valga la redundancia?).
      Entiendo la parte de que quien duda y no investiga se torna infeliz puesto que no se activa el circuito de busqueda del cerebro cuya consecuencia directa es la liberación de endorfinas, ese opiáceo natural con que nuestro cuerpo nos recompensa.
      No veo una implicación directa con que ello sea injusto. Además, está expresado de una forma ambigua al menos para mi, porque al no decir que se torna injusto con los demás, la frase queda como “se torna injusto” en sentido reflexivo. Creo que la justicia es un término diseñado para aplicarse a la relación con otras personas y no con uno mismo. Es igual que el auto-engaño. Hacen falta dos personas para que se produzca la mentira. Aunque coloquial y habitualmente usemos expresiones como “tal persona se engaña a si misma” en realidad, creo que todos sabemos que no es así, y que tan solo usamos esa expresión como economía del lenguaje, para dar a entender una idea en pocas palabras anteponiendo la rapidez a la exactitud.
      Por otra parte, me cuesta conectar la idea de justicia -aún aceptando la hipótesis de que se puede aplicar a uno mismo- con la idea de la curiosidad intelectual. ¿Por qué nadie iba a tener la obligación moral de buscar respuestas a sus dudas? Pienso que la curiosidad intelectual es una herramienta que la evolución ha ideado e insertado en nuestro cerebro con unos fines bastante claros: la supervivencia. El ser humano es tremendamente inseguro y necesita conocer información de su entorno constantemente para sentirse seguro. Lo buenos que seamos usando la curiosidad para el aprendizaje modificará en gran manera nuestras posibilidades de sobrevivir. Pero una cosa está clara: no todos somos creados iguales ni crecemos en el mismo entorno, y por tanto, no desarrollamos nuestro cerebro de forma igual o similar. Lo que acabo de mencionar no es más que una manifestación de la tan conocida y demostrada como cierta Ley de Darwin. La evolución no tiene nada que ver con la justicia. Simplemente ocurre. Si eres un tipo que duda, no investiga y eso te convierte en infeliz, lo que ocurrirá es precisamente eso, que será un infeliz y a lo mejor muere antes de tiempo; y probablemente sus genes no se transmitan tanto a las futuras generaciones como los de otras personas que aporten conocimiento a la especie humana y por tanto la proteja. Conclusión: La duda surge por necesidades evolutivas y la evolución no es justa ni necesaria, y sus mecanismos tampoco. La evolución es un hecho que simplemente ocurre. Es conocido de todos que los menos dotados (los que no investigan al dudar) se irán perdiendo.
      Gracias por la inspiración y por la frase .Marfil. 😉

    3. Consumidor irritado es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Recomendar a omalaled es una magnifica recomendación, y uno de los mas interesantes blogs que hay en la blogosfera.

    4. edusol es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Consumidor Irritado, tu blog también está muy bien. Cumple una función social importante: permite desahogarnos de la irascibilidad que se nos acumula en el transcurso de esta vida que nos ha tocado vivir. Me refiero a esta vivir en una sociedad tecnológica dominada por intereses económicos que suelen dejar de lado las necesidades reales de los individuos.

    5. omalaled es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Ei!, muchas gracias a todos. Son elogios inmerecidos.

      Salud!

    6. .Marfil. es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Casualmente vuelvo de nuevo al blog después de un paseo por un tema en “Historias de la ciencia”; éste en concreto:

      http://historias-de-la-ciencia.bloc.cat/post/1052/120180#comments

      Y de nuevo he vuelto a citar la frase de Pascal. Resumiendo el tema que se ha tratado en Historias de la Ciencia, era del proceso que se esta llevando en contra de la divulgación de la evolución y su educación en los programas acreditados; tanto a nivel de debate, como incluso en procesos judiciales. Tipicamente en EEUU pero ya se ha sembrado el mismo proceso en otros lugares.

      ¿Por qué de la no investigación se llega a la justicia?, Estamos abocados a tomar decisiones, o al menos ilusiones de decisiones desde el materialismo determinista más radical (que nadie pondría en practica, de igual forma que ni Descartes o Platón ponían en practica el dualismo más radical); tomamos decisiones sea dicho entonces, como simple abominación al azar, porque hemos constatado que aunque imperfecto, el proceso de la razón y el conocimiento logran una retribución más correcta, por el solo hecho de al menos intentar identificar. La justicia es entonces no un simple concepto humano subjetivo o cultural, lo es su mayor medida, pero en el fondo tiene un prisma objetivo: existen las decisiones y estas traen responsabilidad.

      Alguien que simplemente no investiga, no busca conocimiento ni información, se torna injusto porque su actuar es semejante al azar, no conoce y por tanto es incapaz de actuar en la mejor manera, aún cuando nuestras limitaciones humanas hagan a todo esfuerzo un actititud desvalida.

      El que no duda, y el que no investiga, niega la posibilidad de equivocarse, y con ello se pone en confrontación con la realidad, en vez de intentar asimilarla. La sociedad, o simplemente las personas de su alrededor, son víctimas de ello, de un ser que no mide el efecto de sus actos.

      Por otra parte, la identificación de la felicidad no es tan arbitraria a una hormona, y aún cuestionable a un coctel de varias de éstas. Somos materia, pero materia consciente que en algún modo cree que puede alterar el curso de su inmediatez, ¿por qué no simplemente en nuestra ilusión determinista, nos quedamos quietos a morir por innanición, si sucede habrá sido consencuencia de las condiciones originales del big-bang y la indeterminación cuántica. Pero ello es menos que vida, menos que existencia incluso, como decía Kant, aunque no se pueda probar la libertad del hombre, el hombre debe actuar como si fuera libre.
      Además agregaría Kant, de esta misma base que aceptamos, de que de alguna manera somos algo y no solo materia (entonces no tendría sentido discutir, y ni siquiera resumirnos a nuestra base biológica, da igual la estructura del cerebro y las hormonas, todo son átomos, partículas elementales y fuerzas; la barrera de las sinapsis del cerebro es entonces tan artificiosa como la barrera de la moral que se quería desmontar; todo es espacio, tiempo y materia, y un humano su cuerpo y mente no son ninguna entidad verdadera. Esto no nos lleva a ningún lado, aparte de que es una simplificación en extremo grado, la evolución no es un mecanismo perfecto nisiquiera para producir organismos o “maquinas de superviviencia” en el sentido de Dawkins, precisamente si existe la evolución no es por supervivencia, la supervivencia es el efecto colateral de las muertes de los menos aptos antes que la “aptitud del apto”, lo que siempre ha sido una idea viciada. El hombre pues, no es un organismo que responda solo a un nivel biológico, es también medio (por ejemplo para la teoría de Memes) y un espacio dónde la conciencia producto de alguna relación para la supervivencia (no demasiado exitosa, las amebas se contonean el mundo sin necesitar de ella), no esta completamente anclado a ella, además es moldeable, se sale de control, y ocurren “cosas” como el ritualismo y el sentido mágico del hombre, la cultura y la civilización. Nada de ello formaba parte del programa de la evolución, el efecto colateral ha superado al motor que lo originó, más encima se ha excluida de la selección natural que lo “dirigía”, algunas normas del altruismo origen de la evolución, se dan vuelta y consideran que no hay una verdadera competencia, que vale si la Reina Victoria tiene toda Inglaterra, pero que también el campesino mas humilde tiene cuantos hijos le plazca y más si quiere. Obviamente nuestras bases son biológicas, pero no son ni el único mecanismo que dictamina la felicidad ni los valores humanos, ni su preceder por completo.

      Por otra parte, “la duda” tiene un efecto positivo (de nuevo no tan claro, fracaso casi por completo nuestro arbol “homo”, y somos la única especie viva que ha llegado a este nivel de conciencia, intelegencia y “curiosidad” como para considerarlo algo realmente evidente evolutivamente como el cerebro (la distinción se hace imprescindible), los ojos o la locomoción); pero ese efecto positivo se ha tenido que ir acomodando a ciertas exigencias de la misma evolución; no es muy buena idea un organismo que se ponga a dudar acerca del sexo, simplemente el sexo no es inducible ni deducible ni intuible, si los organismo lo cuestionan se van al trasto; tampoco es provechoso para la supervivencia un alto consumo en calorias por parte de nuestro cerebro (el que más) y encima distracción por filosofar en vez de usar nuestro pensamiento directamente para alimentarnos y nada más. Curiosamente hay un sesgo de animales que se encuentran en ese “limbo”, pulpos, elefantes, loros, y parte de algunos simios, que desarrollan un cierto grado de inteligencia en la naturaleza, pero a duras penas un idioma precario, herramientas no muy sofisticadas, y ni si quiera procesos matemáticos en muchos casos; sin embargo en el laboratorio, y bajo situaciones anormales, desarrollan su inteligencia a otro nivel. Koko la gorila se le ocurren locuras como adoptar un gato (Bien, en vez de dedicarse a reproducirse, menudo fallo de la evolución), algún loro reconoce el cero (los niños hasta más de los 3 años no reconocen el concepto de ausencia, y después de todo eso para que sirve en la evolución?), y suelen hacer uso de procesos y herramientas bastante “geniales” en cuanto a que respecta que pueden dislucidar los mecanismos tras ellas, no solo una relación causa-efecto. (Pero eso tampoco sirve en la evolución, no hacen nada de eso en su ambiente natural, salvo que las más simples). Cuando el hombre lo ha hecho, cuando ha desarrollado la cultura y la civilización, se simento en sus bases naturales y esta anclado a ella, pero genero un producto extra, realmente inservible a la evolución, el arte, la moral, la filosofía, la ciencia, y la duda realmente de explicación, y no solo de producción y reproducción. Nada de ello está en nuestros genes, dependemos de esa construcción artificial de libros, de pensamientos y de historia que se han ido plasmando. Eso le ha dado un rango de supervivencia al hombre, si, pero esta solo sobreviviendo no siendo seleccionado; en su principio la selección natural acoto el pensamiento del hombre para que se dedicara a la busqueda de alimento, de sexo, etc. El arte, la filosofía, y la duda de la que habla Pascal o la que hablamos comunmente, eran cosas entorpecedoras en cualquier organismo para la supervivencia.

      Me parece que en muchos caso Edusol, generas un reduccionismo (no implicitamente “falso”) que se contradice al solo hecho de tomar postura filosófica, sea la que sea, partimos de la suposición (bastante gratuita) de que somos libres en algún modo; también de las conclusiones (ya no gratuitas) de que nos hemos salido en gran medida del juego de la evolución, es imposible hacerlo por completo, pero hemos empezado una construcción fuera de sus dominios, la moral, preceptos de justicia bien y mal, los consideramos importantes; hasta el punto que opera nuestra propia selección, el “justo” es el que tiene nuestro respeto, una posición social y derecho a la libertad. el “injusto” encambio es encarcelado. (Opera la selección “artificial”), pero por otra parte, no solo es un hecho cultural, sino que consideramos que producto de nuestra propia historia nuestros valores son relativos, al menos los inmediatos; pero no otros, que existe una “realidad” y por ende una “verdad”, tan simple como que algunas cosas suceden y otras no, así que el modo de obrar correcto es el que considera este marco objetivo, el que aplica los principios al menos para proponerse fines cuyos medios no sean mayores que el mismo fin, fines que no sean imposibles, o fines falsos; porque ese es un criterio que nos inventamos, incluso la selección natural y el materialismo más reductor parten de hechos, “algo es más estable que ese otro algo”, “algo es más apto que otro algo”, etc.

      Vaya peaso de parrafada me ha quedado, a ver como seguimos el debate, como era solo una cita no estuve pendiente de seguir el tema y llego algo tarde. :(

    7. .Marfil. es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Menuda decepción, supongo que de tan largo me ha rebotado un mensaje y no hice copia :(
      Sabiendo ya que en la redacción me había perdido un poco, haré mi mensaje numerado, y dado el caso lo enviare por partes.
      1. Antes que nada disculparme por no haber seguido el tema, como era solo una cita no creí que hubiera replica ni nada semejante, así que llego 3 días tarde, espero que lo sigamos en todo caso.
      2. Empecemos por el determinismo material; creo que de igual manera que los dualistas más radicales, por ejemplo Descartes, eran conscientes que lo que formaba parte de su cosmogonia y filosofía, aunque era intentado aplicar a su vida, no podía ser una aplicación 100% pura ni radical, los riesgos son inmensos y en todo caso no tenemos ninguna certidumbre completa de como es el mundo; tampoco es cosa de andar con la absurda precaución de la Apuesta de Pascal; pero ningún creyente en el alma comprobara de buena gana la inmortalidad de ésta haciendo perecer su cuerpo, y a su vez ningún materialista considerara a su vida inercia clásica con un 50% de azar cuántico determinado por las condiciones iniciales del big bang. En ambos casos, y en todos lo que se terminan de desprender por las religiones, filosofías y creencias, que tienen mal que bien todas un grado de determinismo, se considera una responsabilidad: en términos calvinistas, considerarse un elegido para la salvación, así ello ya lo haya determinado dios. Creo que la única postura discordante son las filosofías nihilistas: El budismo, el maniqueísmo, etc.
      “puede que en últimas como pretende el budismo no exista una diferencia real entre el yo y el todo, razón por la que el ego solo sería una frontera artificial de la cual debiéramos “liberarnos”, en éste punto el budismo cuando menos es coherente, que no lógico, no deja de ser escapismo y nihilismo, negación a la existencia cuando precisamente lo único claro es que se existe, la idea de iluminación del budismo, la comunión con el todo, es equivalente a la nada, a la muerte, es por ello que el único contexto en que el budismo es verosímil es en el de la reencarnación, equivalente a un tiro en la cien, la única validez de la “iluminación” es que solo pueda ser alcanzada por el octuple sendero, la meditación y que no se pueda alcanzar el todo/la nada por la simple muerte, cuando nuestros átomos pierden toda la entidad que los ligaba en la constitución de un individuo y retornen a la entropía. ”
      Ahora bien, todo esta introducción tiene a razón de que (en palabras de Kant) aunque no sea posible demostrar la libertad del hombre, el hombre debe actuar como si fuera libre.
      Ese es nuestro primer axioma, no podemos demostrarlo, puede haber otros; pero este axioma es el único que genera movimiento. Por un momento imaginemos que paralizamos nuestra existencia, consideramos que el instante inmediato puede ser decidido y es ello lo que nos lleva a cuestionar, preguntar, pensar y “ser”. Ser porque efectivamente lo somos, o porque hemos empezado el juego con la ilusión de serlo, si no era así, ya estaba determinado que “creyéramos esa ilusión”, así que nada se podía evitar. El único camino que queda es la libertad entonces, de ahí partimos.

      (Nota de edusol: Esta es la 1ª y 2ª parte del comentario. .Marfil. envia la continuación en partes numeradas en sucesivos comentarios para salvar esta limitación que parece ser que WordPress aplica a la longitud de los comentarios…)

    8. .Marfil. es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      3. La libertad esta relacionada con las decisiones, consideramos que hay una forma más acertada del proceder que la suerte y la inercia, consideramos que es más acertado el acuerdo, después la conciliación, la negociación y en últimas la votación; antes que tirar una moneda al aire, o quedarnos quietos (total quedarnos quietos estaría determinado); aparte aunque lo que fue el primer motor era un axioma, nos damos cuenta de que efectivamente cuando tomamos decisiones cambiamos el rumbo de ciertas cosas, no completamente efectivo; también nos damos cuenta de que hay regularidades, patrones y causalidad, es decir, que cuanto más conocemos más podemos poner a disposición esos elementos e información para lograr nuestros objetivos, y a la vez replantearnos los objetivos; que estos no sean imposibles y que tampoco sus medios superen al mismo fin. Es pues que hay diferencias entre lo que hacemos y como lo hacemos; podemos decir que ciertos objetivos son mejores que otros, no por un carácter subjetivo, personal ni social, sino porque al menos son coherentes como objetivos; con la lógica nos damos cuenta de que algunos “objetivos” en su sola proposición niegan un principio de la lógica, cuando avanzamos más, ya en la ciencia, nos damos cuenta de que ciertos objetivos son inviables, más costosos que otros, inviables, etc, y con la filosofía nos damos cuenta de que ciertos objetivos tienen en cuenta al hombre y otros no. Esto se nos revela en mundo en que simplemente tales cosas existían, funcionando y que hemos descubierto, son objetivas por tanto.
      (Fin de la parte tres, seguire enviandolas de esta manera, disculpa el desorden Edusol :( ) estás disculpadísimo .Marfil. 😉

    9. .Marfil. es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      4. De la misma forma en que concluí el tercer punto, llegamos al descubrimiento de la moral y los valores. Pero antes de ello, veamos cual es el papel de todo esto de la evolución y nuestras bases biológicas.
      La duda y la inteligencia no son una condición inexorablemente favorable a la evolución. El hombre es solo una especie en donde todo el “árbol de la evolución” homo, se ha extinguido. A su vez vemos que la inteligencia se ha desarrollado en más ocasiones pero no al nivel nuestro. Hay una disputa entre inteligencia e instinto; más difícil que la evolución del ala, fue la evolución paralela imprescindible para que a un reptil se le “ocurriera” aletear y saltar al vacío en contra del instinto de que iba a destortillarse :D. Ambos son cambios de instinto, un cambio de instinto a inteligencia, en lo que refiere a “dependencia” es mucho mayor, la inteligencia puede tener cierto efecto por ejemplo en la creación de herramientas, pero para ello el organismo debe hacer uso de la inteligencia en contra de su instinto, tiene que desarrollar el punto clave que es el del aprendizaje, y todo aprendizaje acarrea hacer a un individuo invalido y minusvalido ya que debe ser dependiente para tener que aprender; los humanos hemos llevado esto al extremo en la neotenia, un subdesarrollo, que ha hecho que seamos siquiera capaces de caminar hasta el año, dependientes de la imitación y asociación a tal punto que tampoco aprendemos a caminar al año si es que no vivimos entre humanos, de lo contrario podemos terminar andando a 4 patas (casos de niños salvajes), esto nos lleva a una encrucijada grave, algo que posiblemente la evolución no haya podido potenciar del todo, que deberíamos mejor apreciar como un declive (nuestro genero iba a la ruina cuando ya solo quedaban homo sapiens y neandertales) en el que no se estaba seleccionando nada sino que nos estaba aniquilando, nos hemos salvado por carambola por el desarrollo paralelo de la cultura, el lenguaje (no solo la predisposición genética de Chomsky) sino que se desarrollo finalmente como tal las normas y palabras, la memoria ancestral paralela a la genética que contaba con información de las estaciones, los ciclos del clima y el comportamiento de las manadas, etc. Todo esto se dio de manera paralela.
      Podemos observar en la naturaleza muchos animales con cierto desarrollo de inteligencia, sin embargo esta no tiene este desarrollo paralelo de una memoria tribal de varias generaciones, gran dependencia en la misma inteligencia, etc. Y no porque no haya evolucionado la inteligencia, en situaciones simuladas y artificiales, los gorilas (Koko) aprenden idiomas de señas, los loros y otros animales desarrollas unas matemáticas e incluso el concepto de cero, y superan la asociación temporal “causa-efecto”, por la de los mecanismos implicados en el funcionamiento. Pero por una parte, ninguno de estos animales es dependiente a tal grado del aprendizaje y se pueden valer bien en su medio natural con el instinto, y por otra parte estos abusos de inteligencia traen consigo cosas inverosímiles, como que un gorila adopte un gato, que los loros se dediquen a hacer matemáticas o a hablar de verdad (no solo repetir palabras), que no suponen ningún beneficio a su supervivencia, y que por otra parte si les traen efectos negativos, todo gasto de pensamiento es un gasto energético en el cerebro y ello tiene su coste en supervivencia, por otra parte genera otros intereses más allá que la mera reproducción, la curiosidad que como sabemos mató al gato, y tiempo haciéndose cuestionamientos varios; genera muchos más sentimientos (ello también tiene su coste en supervivencia, aunque felicidad, también es fácil afligirse).
      Con esto quiero aclarar entonces que la “duda”, no es algo que potencie así como así la evolución, deja de ser medida útil de selección natural también, el que duda posiblemente se dedique a filosofar o simplemente sentir, no siendo necesariamente más feliz, y no usando todas sus fuerzas en sobrevivir. Como segundo punto la inteligencia deja en una medida de tener implicaciones directas en la supervivencia cuando el hombre genera la cultura y la civilización, se acepta la supervivencia del minusvalido, se generan los derechos y algunas garantías; e incluso pasan cosas tan locas como las guerras que ha hecho el hombre, entre naciones, dentro de la misma nación, por religión, etc. Lo que decide la vida y descendencia del hombre son otros caracteres, y no realmente su capacidad de dudar; la inteligencia sobrevive en otros medios, en la externalización de la información que ya no reside solo en el ADN, sino en libros, en manuscritos, en la tradición oral, etc. Esta información se va sumando de forma “memetica” (realmente cualquier teoría de las ideas, no necesariamente la de memes, lo considera así), no genética. Es otro campo, influenciado por nuestras bases biológicas, el funcionamiento de nuestro cerebro e instintos; pero que se propaga en otros medios, y a su vez moldea el mismo medio biológico, dado que este cedió tanto en el paso de instinto a inteligencia, que permite una gran plasticidad.
      La evolución no es un mecanismo perfecto, funciona es precisamente por los errores, porque sobreviven unos precisamente porque otros mueren, y unas especies se imponen porque fracasan otros, y una cadena trófica se impone, porque otra se agota. Ciertas especies terminan en callejones, como el guepardo, eligiendo la parte más angosta de una campana de gauss, y ya no tiene forma de devolverse; las cadenas tróficas igual, como es el caso de Australia y lo que ha supuesto la introducción de ciertas especies, sobre todo el conejo, que no se come a nadie, pero ha trastocado la cadena trófica de manera abrupta.
      El hombre es uno de estos casos, o más bien cada especie lo es, susceptibles a fallos; casi siempre terminan extinguiéndose, el hombre es un celebre caso en el que casi llega a eso y en base a otra dimensión (la cultural) reflotó.

    10. .Marfil. es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      5. Nos encontramos entonces con que el hombre tiene más que su dimensión biológica, más encima cuenta con una gran independencia de su inteligencia, y para completar un instinto mermado. Ello no quita que existan las bases biológicas de nuestra conducta, pero tenemos más que “conducta”, nos desenvolvemos en un grado de libertad y más encima en otra ambiente (pueblos, ciudades, etc) que construimos nosotros. Por otra parte, también somos capaces de darnos cuenta de los patrones del funcionamiento del mundo, y como si existen objetivos mejores a otros. También estos objetivos, riñen con nuestras percepciones culturales, estas terminan por agobiar aún más nuestra condición natural; la supervivencia depende entonces de los valores de una sociedad, se generan distintos modos de reproducción (harenes, parejas, etc), y una selección artificial por parte de la sociedad (esta decide si matar a alguien, si encarcelarlo, etc). Todo ello también en ambiente en el que casi todo el mundo tiene garantizada su supervivencia, por lo que no se genera más selección de ningún carácter para la supervivencia. La distancia es cada vez menor, la gente con deficiencias visuales tiene lentes, y no importa el grado de inteligencia se tiene un puesto asegurado, aunque una persona “inteligente” pueda ganar más (esto depende de si dedico su inteligencia a la técnica, porque de lo contrario, el artista, el filosofo, el genio, no suelen ser privilegiados sociales), las vacunas, condiciones sanitarias y comida son más o menos homogéneas dentro de una sociedad. Los africanos por completo mueren de hambre, los países primer mundista sobreviven realmente bien incluso las partes más pobres, y aunque marcada la diferencia capitalista, esta se asentua es en condiciones de vida, no en la vida misma. La muerte es más bien producto del infortunio y el capricho en el hombre.

      Así que la dimensión cultural se desarrolla a sus anchas, y también el encuentro del hombre con la realidad. Su felicidad no es simplemente un “coctel de hormonas”, menos solo una; se felicidad es diferente, nisiquiera ordenada al estilo de la piramide de Maslow, sino más bien caprichosa, influenciada también por la cultura y siempre por un sentido de comparación; la felicidad radica en ser mejor a alguien en el sentido que es imperante en la sociedad. Por otra parte esta lo que consideramos el carácter objetivo del hombre, como ser que se ha dado cuenta de su existencia, y no busca conocimiento por la duda innata de buscar patrones útiles a la supervivencia, ello niega su conciencia de existencia, por el contrario simple y llanamente busca una explicación, o un sentido; El hombre no quiere hallar una utilidad, no quiere una herramienta, tampoco algo que le sirva, abandona la perspectiva que le dio la evolución, en dónde el era el centro y donde las cosas se median por una utilidad para el; El hombre empieza a medirse, busca su propia utilidad, su sentido, se observa en relación al universo ¿Qué es el en la tierra? no que hay en la tierra para el, no solamente eso. El hombre puede aceptar el dolor, el hambre, la castidad, si llega a satisfacer esto: Puede creer en Dios y predicar algo que va completamente en contra de cualquier placer biológico (incluido el cerebro), solo por la satisfacción que le da una creencia. Lo mismo sucede en las filosofías, en la ciencia, el hombre sacrifica fuerzas, su estado de animo, y tantas cosas, por estos nuevos valores; puede llegar incluso a considerar su situación, a lo que se ha visto abocado, y no reproducirse, porque no quiere traspasarsela a más seres. Su sentido de felicidad y justicia se vinculan al conocimiento, cuando conoce se da más y más cuenta de la ilusión que plantean la satisfacción biológica, y por el contrario establece una satisfacción más profunda: la del ser que existe y empieza a comprender su existencia.

      Cuando no investiga, no puede llenar ese vacío, o lo llenara con cosas falsas que terminaran por chocar con la realidad: La realidad, la crudeza del mundo, terminan por romper toda ilusión de una providencia; el fracaso de los ritos rompe la ilusión de control que produce el pensamiento mítico, etc. Por otra parte, se hace injusto, porque sus acciones involucran a más personas, e incapaz de medir sus consecuencias, ni en magnitud ni tipo de efecto, hace a otros desdichados. La ignorancia acarrea a su vez su intento por propagarla, si tiene la mala suerte de educar a alguien le llenara de prejuicios, y coartará su pensamiento; y de nuevo chocará con la realidad; y la realidad no es abstracta, no es un ente imaginario: es la persona querida que muere porque no se conoce como curar su enfermedad, o porque no se cree en lo que puede curarla; es el desperdicio de una vida en algo que era imposible porque no se sabia; es la fatalidad que pudo ser evitada pero no se pronostico, etc. Ese es el papel “moral” del hombre, es un papel real, muy tergiversado por la influencia cultural y social, pero que si existe a un nivel personal y profundo; de nuevo, no es algo oculto, es el conflicto entre la ilusión de la decisión, o la decisión real, y los efectos que se producen por ella; incluso el hecho de saber diferenciar si algo es efecto de una acción o inacción propia, o si era algo inevitable o producto de otro alguien o la naturaleza.

      La equivocación hace al hombre infeliz, no solo por el efecto que trae, sino por la conciencia de lo que se ha producido en el mundo, de algo que no era inevitable porque uno lo ha causado o no lo ha impedido. La injusticia se produce en la ignorancia, que sin importar el grado de inconsciencia que posea, que puede desconocer la explicación, pero que siempre supo de su existencia.

      (Vaya que ha salido largo todo esto. 😀 )

    11. edusol es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      .Marfil.
      Me has dejado fuera de combate con tu extensa respuesta. Dame un poco de tiempo para asimilar todo lo que expones y responderlo como se merece.
      Gracias por tomarte el tiempo de escribirlo y compartirlo aquí. Demuestra una gran generosidad por tu parte. Hasta pronto.

    12. .Marfil. es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Con todo la calma. Me siento como si hubiera hecho trampa al postear algo tan extenso como “el que quiere cerrar la discusión”. Pero al contrario, realmente quiero mantener la discusión, sino que me he extendido es porque se tocaban muchos puntos. :)

    13. edusol es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      .Marfil. En absoluto he tenido la sensación de que quieras cerrar el tema en base a un ataque por un ejercito de palabras que ganen la batalla por clara superioridad numérica. Al contrario, reitero mi agradecimiento por prestarte a dar tu opinión de una forma tan extensa y con el consecuente consumo de tu tiempo, un valor que hoy en día es muy preciado puesto que parece ser que a todo el mundo le falta el tiempo. Como hay tanto material, creo que no sería apropiado responder punto por punto porque el debate podría aumentar exponencialmente en tamaño, cosa que podría ser contraproducente desde el punto de vista del objetivo de Almendruco’s Trick (que la gente deje de complicarse la vida encontrándole un sentido).

      Introducción:
      Al terminar de leer tu exposición, me doy cuenta que deberíamos haber acordado antes una definición al termino “justicia”, porque de lo contrario, podría ser que en realidad estuviéramos de acuerdo en todo, y lo único que ocurre es que estamos enfocando el tema desde una idea de “justicia” diferente. Con todo, encuentro muy difícil aceptar definiciones de las cosas. Las mismas palabras son engañosas por su dualismo: el significado de cada palabra se obtiene poniendo límites a la esencia de lo definido, cosa que es paradójico desde mi punto de vista holístico en el que cada cosa contiene su opuesto y no puede definirse de una forma aislada. De hecho, estoy con el pensamiento taoista y zen que concluyen que nada puede definirse.
      Por todo ello, debe quedar claro que tienes ante tí un interlocutor que no cree que pueda llegarse a ninguna verdad absoluta o ni siquiera a una certeza como resultado de este debate. Y no lo creo por la inexactitud del propio lenguaje, por ser tan interpretable y por la suma de errores que esto genera en nuestras mentes que construyen su realidad a base de la interpretación de unas palabras cuyo significado va a variar en función de innumerables factores tales como nuestro estado de ánimo, la educación recibida, nuestra capacidad intelectual que va siendo determinada desde tierna edad por la influencia de nuestro entorno, los filtros sociales, culturales, religiosos, etc. Es imposible estar seguro de nada. A nuestra mente es todo lo que le importa: atar cabos, llenar los huecos aunque sea con invenciones y sacar una conclusión (errónea o no) con que le cuadre todo. Si la mente es mi única herramienta para recibir información del mundo, ¿cómo voy a fiarme de ella si como afirmo no es una “buena” herramienta?
      La respuesta parece obvia: “Tendré que fiarme de mi mente por una razón muy sencilla: no hay otra cosa”. Bien…he dicho “parece” obvia. No es mi opinión.
      No reniego de la capacidad intelectual que me confiere mi mente. Nos permite grandes cosas, pero a un elevado precio desde el punto de vista de “busqueda de la verdad”. Por ello me siento interesado cada vez más por la ciencia y menos por las creencias absurdas y dogmáticas de las religiones.
      Como resultado de todo lo que he expuesto hasta ahora, tiendo a intentar no dejar que la mente me engañe y la única manera que se me ocurre por el momento a falta de idear un método mejor, es minimizar el daño que mi mente me hace (desde el punto de vista de “búsqueda de la verdad”) reduciendo al mínimo su uso. Eso incluye meditar y no llevar los análisis más allá de unos límites. Elucubraciones, las mínimas.
      Ya sabes lo que se dice: “La mejor forma de evitar un golpe es no estar allí”, “La mejor manera de ganar una batalla es no librándola”. Si lo piensas, tiene sentido, ¿no? En esta misma linea me gusta pensar: “La mejor manera de encontrar la verdad es no buscándola”.
      Lo mejor de esta forma de pensar que he adquirido es que me permite expresarme sin miedo ni cortapisas. Ya no necesito ser coherente. No hace falta que todo encaje. No persigo tener razón. No anhelo encontrar la verdad. Me he dado cuenta que probablemente ocurre una de dos cosas: 1) no hay verdad 2) no soy un ser capacitado para encontrarla.
      Por ello, lo más “inteligente” que se me ocurre es no perder el tiempo en esa “búsqueda” y dedicarme a cosas más productivas y prácticas. En mi empeño está divulgar esta idea entre mis lectores. Deben darse cuenta de que la vida hay que disfrutarla, y que no vale la pena perder el tiempo entendiéndola.

      ¿Al grano?
      Y ahora me centraré en tu exposición resaltando las que en opinión son las partes claves de la misma, a modo de resumen y de texto sobre el que seguir debatiendo:

      Empiezas tu exposición hablando del determinismo material que dices que como posturas discordantes están las filosofías nihilistas. Lo haces como introducción a una idea de Kant: “Aunque no sea posible demostrar la libertad del hombre, el hombre debe actuar como si fuera libre”. Tomas las palabras de Kant como primer axioma y afirmas que este axioma es el único que genera movimiento.
      No se ver la relación entre las palabras de Kant y la idea de generación de movimiento. Te ruego desarrolles como llegas a esa conclusión (o cómo llega él. No soy un experto en filosofía y hay puntos de tu exposición en las que no distingo si hablas tú o el filósofo).
      Cuando hablas de “primer motor” me acuerdo de aquel tema de filosofía que hablaba de la demostración de la existencia de Dios por el método del primer motor: todo se mueve por acción de otro motor. Si seguimos la cadena de motores en sentido ascendente, al final llegamos al motor inmóvil que es Dios. En mi opinión, esto no es más que un juego de palabras que no demuestra nada.

      Hay una parte muy cierta que me gustaría resaltar:
      “…todo aprendizaje acarrea hacer a un individuo invalido y minusválido ya que debe ser dependiente para tener que aprender; los humanos hemos llevado esto al extremo en la neotenia, un subdesarrollo, que ha hecho que seamos siquiera capaces de caminar hasta el año, dependientes de la imitación y asociación a tal punto que tampoco aprendemos a caminar si no vivimos entre humanos, de lo contrario podemos terminar andando a 4 patas…esto nos lleva a una encrucijada grave, algo que posiblemente la evolución no haya podido potenciar del todo, que deberíamos mejor apreciar como un declive…en el que no se estaba seleccionando nada sino que nos estaba aniquilando, nos hemos salvado por carambola por el desarrollo paralelo de la cultura y el lenguaje.
      Estoy totalmente de acuerdo con esta visión.

      También estoy de acuerdo con la parte en la que expones que: “la inteligencia no siempre supone una ventaja evolutiva, y que por el contrario puede acarrear efectos negativos, puesto que todo gasto de pensamiento es un gasto energético en el cerebro y ello tiene su coste en supervivencia. La inteligencia deja en una medida de tener implicaciones directas en la supervivencia cuando el hombre genera la cultura y la civilización, se acepta la supervivencia del minusválido, se generan los derechos y algunas garantías; e incluso pasan cosas tan locas como las guerras…Lo que decide la vida y descendencia del hombre son otros caracteres, y no realmente su capacidad de dudar; la inteligencia sobrevive en otros medios, en la externalización de la información que ya no reside solo en el ADN, sino en libros, en manuscritos, en la tradición oral. Esta información se va sumando de forma “memética”, no genética.

      En el párrafo que sigue, no llego a entender el razonamiento que según escribes lleva al hombre a darse cuenta de la ilusión que plantea la satisfacción biológica:
      “…Su sentido de felicidad y justicia se vinculan al conocimiento, cuando conoce se da más y más cuenta de la ilusión que plantean la satisfacción biológica, y por el contrario establece una satisfacción más profunda: la del ser que existe y empieza a comprender su existencia.”
      Básicamente estoy de acuerdo con el párrafo hasta donde lo puedo entender, aunque te pediría me explicaras mejor porque se supone que el hombre llega a considerar ilusoria la satisfacción biológica. Por ahora, pienso que lo que ocurre es que simplemente el hombre aprecia mucho los placeres que le llegan a un nivel intelectual, a veces incluso superando a los placeres biológicos. Yo lo veo como una suma, un ampliar el rango de placeres, no como una detección de que los placeres biológicos sean una ilusión. En mi opinión son muy reales.

      No estoy de acuerdo cuando dices: “La ignorancia acarrea a su vez su intento por propagarla…” Creo que hay ignorantes de muchas tipos y configuraciones distintas. Habrá quienes no reconozcan su ignorancia como tal y la intenten perpetuar y propagar con mayor o menor éxito. También habrá ignorantes que se reconozcan como tales y consciente o inconscientemente colaboren o no a su propagación. Es arriesgado hacer afirmaciones absolutas aunque entiendo que quizá no era tu intención aseverar en esa parte de la frase con un sentido de irrefutabilidad. Si me equivoco y realmente crees al 100% que la ignorancia acarrea a su vez su intento por propagarla, te pediré que desarrolles más ese argumento a ver si me convences. 😉

      Sigo sin encontrar los argumentos o los matices que te llevan a escribir el párrafo con tu conclusión final: “La injusticia se produce en la ignorancia…” He intentado entender esta parte dentro del contexto y línea argumental que has seguido pero no consigo encontrar las razones que te llevan a esa conclusión. Apreciaría si puedes desarrollar un poco más el tema para ver si entiendo como relacionas la justicia con la ignorancia.

      En mi linea nihilista, creo que la justicia es un concepto muy abstracto y a la vez utópico. Puede servir como referencia para intentar acercarse, pero nunca deberíamos confiar en que la logramos en ningún grado puesto que hay demasiados factores conocidos o desconocidos que no podemos controlar o saber en que modo se ven afectados por cualquier acción. En realidad, podría decir que estoy de acuerdo con la afirmación de que sí es injusta la persona que duda y no investiga, pero no por todo lo expuesto por tí o por mí mismo, sino porque aún aceptando que la justicia existe, el hombre no estaría capacitado para controlar todos los factores necesarios para administrarla.
      Sería mucho más sencillo establecer unas reglas de juego…acotar la definición de justicia a un ámbito ético o moral por ejemplo. Entonces, estaría de acuerdo en ese ámbito tan reducido de una realidad. Una realidad que es tan inmensa que nos supera. Somos el pez que busca el mar y no lo encuentra.

      Te paso la pelota! :-)

      Notas:
      Una palabra nueva que he aprendido leyendo tu comentario: Neotenia
      Un científico que tiene mucho que ver con las ideas que se están barajando respecto a la evolución es Richard_Dawkins (Es interesante la lectura en este enlace de wikipedia lo que Richard Dawkins contesta cuando le preguntan:¿Cómo cree que ha cambiado el mundo a partir de los ataques terroristas del 11 de Septiembre?)
      Enlaces sobre memes y memética. Un concepto interesante al que haces referéncia:
      Definición de memética de wikipedia
      ¿Qué son los memes? (por Jordi Cortés Morató)

    14. .Marfil. es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Para ir acotando más el tema, las cosas que no respondan es porque efectivamente tienes razón. Número de nuevo porque no me da para más la redacción 😀

      1. Supongo que tenemos que tener un debate más superficial, dado que como ya había comentado recién cuando conocí el blog, soy de la postura contraria, no tengo una filosofía identificada (Como en tu caso el Tao), supongo que Kant sería mi más fuerte detractor, justamente porque se daría por aludido 😀 . Pero en todo caso mi intención es resaltar la responsabilidad y el deber, no un deber moralista, sino un profundo sentido del deber como “entidades conscientes”.

      La verdad no veo como es posible congeniar el Tao, sin considerarlo una ilusión de la mente… El Tao nace de una suposición, que se puede ir haciendo más o menos verídica, pero justo haciendo uso de la mente; así que no hallo forma de “liberarse de la mente” cuando se parte de un sistema que es producto de la misma. El Tao es un patrón, así que también podemos pensar que no es más que una conclusión forzada de nuestra mente que se rehúsa en aceptar el devenir. No digo que sea una cosa ni la otra, sino simple y llanamente que es preciso hacer uso de la mente, la conclusión de que hay que depurar la mente por ejemplo con el método científico, es también una conclusión de la mente, es un mecanismo capaz incluso de reconocer sus limites, no necesariamente llena cualquier espacio vacío por la tranquilidad que otorgan los pensamientos firmes.

      Me parece que el problema se atenúa dada la absolutez que plantea el tao en los opuestos en toda la naturaleza (y eso si es un peaso de suposición como la teología), no se me ocurre manera alguna de ver ni siquiera en el fotón que es su propia antipartícula, esta relación intrínseca. Por otra parte, la existencia misma del universo parece ser dependiente de haberse cargado un par de simetrías que lo llevan a aniquilarse, podría verse en forma teleológica, pero independientemente es así; la asimetría barionica, que dio un residuo positivo de materia, en vez de aniquilarse con toda la antimateria, la asimetría de spins, etc.

      Dada la profundidad de este punto dudo que podamos ponernos de acuerdo, pero el Tao cuando menos es una concesión bastante amplia, exige más pasos desde el solipsismo para terminar negándolo al final: Parte de la mente, después una suposición absoluta a toda la naturaleza (incluso si fuese solo la humana seguiría siendo desproporcionado) que no evidente y tampoco parece congeniar cuando miramos más profundamente, y al final niega la mente que es el único punto de seguridad que tenemos: Puede engañarnos, tener ego, etc. Pero existe sin lugar a dudas, tampoco podemos determinar donde empieza una parte de nuestro “Ego” y comienza la “mente” y dónde estamos “nosotros”…

      2. Cuando mencionaba la suposición de Kant (el hombre es libre) como primer motor, me refería a la acción humana; tal vez se pueda trasladar la idea a teología, pero de momento no tiene nada que ver, y aunque lo hiciéramos ni yo mismo, como diría Pavlov, apostaría los cuartos traseros de una rana por ese experimento. Así bien, considero que es esta suposición la que lleva al hombre a actuar, o a algo que merezca la pena llamarse así, no esa ilusión de inercia e ignorancia que suele guiar una vida pasiva; esto lo digo, porque si el hombre se reconoce libre, hallará una razón o motivo para moverse, pensar, etc. Si se considerará determinado, acción e inacción serían equivalentes, porque no hay ninguna decisión.

      3. Cuando articulo ignorancia con injusticia, lo hago al nivel de la decisión, cuanto más ignorante se es, nuestras acciones son menos previstas, más descarriadas; no solo sus medios y efectos son desconocidos ya que ignoramos como llevarlas correctamente al cabo; también somos ciegos a si los objetivos son posibles, si sus fines son mejores a su coste, y en últimas si consideran al hombre y nosotros mismos.

      Cuando se “actúa” desde la ignorancia, simple y llanamente, y aún reconociendo que si se hubiera investigado se pudiera ser más acertado, lo que se hace es desatar un “efecto mariposa” conscientemente. Ser justo, sería al menos hacer de la acción algo con un resultado lo más previsible posible, incluso si la intención es hacer daño, hacérselo al que se ha propuesto; después también nos daríamos cuenta de como “dañar” realmente no trae ninguna recompensa, es una resta no una adición.
      De nuevo, no quiero decir que por el solo hecho de voluntad y esforzarse en conocer, nuestras acciones tendrán el resultado esperado, pero eso ya cae precisamente fuera de nuestra responsabilidad, que no es más que actuar coherentemente con la información que tenemos.

      4. Si, la justicia es un concepto utópico; realmente considero que no podríamos más que medirnos en “injusticia”, dónde lo mejor es hacerla en un grado menor.

      5. Si la pobreza de la nomenclatura nos hace usar dos veces la misma palabra, de ello no se puede deducir ni por asomo que se trata de una misma cosa. (Sartori)
      Creo que esto es lo que pasa cuando hablamos de “placeres mentales” y “placeres corporales”, por un lado podemos distinguir que los placeres corporales estan firmemente arraigados al instinto; no se me ocurre ningún razonamiento hipotético deductivo, ni siquiera una idea producto de la imaginación, a que el sexo sea agradable y placentero. Es simplemente un instinto, que no puede compararse al “placer mental”, porque son cosas distintas, lo primero es una satisfacción aveces buena (moriríamos de hambre si en vez del gusto usáramos el pensamiento) de nuestros sentidos, pero que en últimas no podemos entender (aún cuando las expliquemos evolutiva, biológica o médicamente), en cambio el “placer mental” reside precisamente en la comprensión, el hacer algo porque es coherente con lo que pensamos, incluso cuando puede acarrear gran cantidad de dolor.

      Cuando dices: Por ahora, pienso que lo que ocurre es que simplemente el hombre aprecia mucho los placeres que le llegan a un nivel intelectual, a veces incluso superando a los placeres biológicos.

      Supongo también que es un error de generalización, porque al menos no es esa la impresión que yo tengo, en general aún en los paises más civilizados, la actividad intelectual sigue siendo terriblemente reducida, existe de hecho la corriente de satisfacer esta aparente necesidad de “placer mental”, en cualquier cosa que no entrañe conocimiento. Es decir, se piensa pero no para conocer, cuando se hace el Sudoko, el Crucigrama, el programa de Televisión supuestamente cultísimo, y el debate sin implicaciones; lo que diría Unamuno del Ajedrez: El ajedrez hace a la gente más inteligente para jugar ajedrez.
      Hay una actividad mental sin residuos, la que se enfrasca en problemas simplemente “curiosos”, en trivias; lo que se llama aburrimiento, no curiosidad ni cuestionamiento. Le sigue la actividad mental técnica y por labor; y creo que a grandes rasgos esas son sus mayores manifestaciones en la sociedad. La genialidad, el arte, la filosofía, la ciencia, son realmente reducidas.

      Cómo ha salido el tema de los memes, creo que vale la pena profundizar en ello; creo que ahí es dónde reside nuestra disgreción:

      Cuando Dawkins postula la existencia de los memes (a juego del nombre de genes), insiste en que el universo memético es un universo independiente del de la evolución clásica, los parametros de “supervivencia” de un memé no son las condiciones biológicas de placer o demás que desarrollamos los humanos; las mentes serían el nuevo “medio ambiente o ecosistema” y los memes tendrían sus propias reglas de supervivencia, la principal y al igual que los genes, es el acervo dónde se generan. Un meme no es bueno per se, sino que traba relación con otros memes. En este sentido, desde la teoría de memes, el conocimiento o el pensamiento no deben su condición al placer, sino a un cumulo de ideas que se valoran ellas mismas y en sus propios caracteres, el principal de todos es que sea fácil de recordar 😀 , la tiene cruda un meme donde sea difícil de recordar…
      Tenemos entonces que el conocimiento se perpetua en nuestras mentes, y se reproduce de mente en mente, gracias a su capacidad dentro del mismo sistema “memético”, para traerlo a la realidad, llamemos a un sistema “religioso” y al otro “escéptico”, el sistema escéptico son memes cuya condición para que otro meme sobreviva en ellos es que no exija muchos supuestos; por otra parte, aunque aveces no las tiremos de sistémicos, en realidad somos más convencionalistas; el sistema “escéptico”, tendrá unos memes base supongamos de la ciencia que realmente se conoce (la que se ha estudiado y experimentado de verdad), y de ahí deduce una norma más sencilla: la cientificidad, ello nos permite creer en quarks, neutrinos, funciones de onda, etc. por convención; simple y llanamente se crea el criterio se “selección” en que el individuo genera una cadena de “científico vs pseudocientífico”, generalmente basada en autoridades, principios, normas, etc. Esa es la forma como “opera” tal sistema. El sistema “religioso”, es en cierta medida más sencilla, parte de memes arbitrarios, resistentes no genéticamente, sino memeticamente, casi siempre blindados. Lo que los de afuera interpretamos como razonamientos circulares.
      Estos dos sistemas reaccionan diferente a un meme, supongamos la idea de los “productos químicos”, las religiones comúnmente consideran que la naturaleza es una creación perfecta, así que el sistema memético de ellas negará los “productos químicos”, el sistema “escéptico”, incluso aunque sea un ingeniero en telecomunicaciones que no tenga idea de transgénicos, por la cadena que ha armado generalizando la ciencia, acepta los productos químicos.
      Todo esto claro esta, es una gran, pero muy gran simplificación y bastante burda. Lo importante era recalcar a que nos referimos cuando hablamos de la teoría de memes, son los mismos memes los que se valoran entre sí, con algunas cualidades dependientes del sistema y en otros casos objetivas (un ejemplo de las objetivas, serían los memes del idioma) que sobreviven por ello, y se reproducen o no. Ello explica por qué tenemos ciertas ideas que exigen un gran sacrificio y que no reportan ningún tipo de placer (saltandonos la disgreción de la palabra, realmente vale cualquier tipo de placer), las ideas se mantienen en base a las normas de su propio sistema; o al menos eso es lo que postula la teoría de memes, sabiendo precisamente su origen desde Dawkins, esto no quiere decir que hay que negar por completo alguna determinación biológica, pero si hay campo para mucho más que el placer, el dolor, etc. La relación de los memes es tan austera como la que podamos imaginar de los genes, son entidades que no sienten, no piensan, no meditan, pero cuyo resultado si puede llegar a hacerlo, en este caso que “el pensamiento se determine a si mismo”.

      He escaneado un breve extracto de Dawkins en el Gen Egoista, la edición del 89 que incluye un capitulo dedicado a los memes, en el que explica la relación entre genes, memes y el individuo. Y como estamos hablando de una dimensión diferente, una especie de dualismo si se quiere.

      http://img109.imageshack.us/img109/9465/dawkinsmemesps7.jpg

      Ha salido de nuevo muy largo, pero creo que el tema lo amerita. Eso sí, es totalmente anti almendruco, porque es una complicación. :)

      Pd: Vaya que ha evolucionado el articulo de Richard Dawkins en la wikipedia en el 2006. Cuando lo visite ya hace mucho tiempo no había ni foto, ni reseña, ni siquiera la bibliografía completa, no pasaba de 10 líneas de texto. :)

    15. edusol es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Acotar el tema es buena idea. Me da igual que nuestro debate se interprete como profundo o superficial. Lo importante es que existe y que algo bueno se derivará de ello. Suponiendo que fuera verdad tu suposición de que nuestras posturas están enfrentadas, igualmente seguiría siendo interesante mantener cierta profundidad en el debate, ya que eso querría decir que nos implicamos más y que no rehuimos o dejamos por imposible la posibilidad de convencer a nuestro interlocutor. Me interesa el debate por el aporte de ideas nuevas que me aporta y por lo que aprendo. Aparte de lo que yo pueda aprender, es incluso más importante encajar críticas a mi pensamiento y ver mis ideas cuestionadas. No hay mejor prueba de las ideas de uno que someterlas a votación, ¿no? Suponiendo que el jurado está calificado. Intuyo que usando este medio (Internet), el jurado está muy cualificado, y tu como representante pones el nivel muy alto. Estoy comprobando mucho nivel en tus comentarios. Tu erudición me supera, aunque no me desanima. Al contrario. Me gusta interactuar con personas que sean más inteligentes que yo. ¿Cómo mejorar si no lo hago así?
      La filosofía y pensamiento oriental me atraen bastante. Quizá es porque me he educado en una sociedad occidental y veo en oriente una “novedad” muy atrayente y golosa. Desde luego, aunque soy bastante escéptico en temas de religión y espiritualidad, si tuviera que posicionarme, creo que en oriente se acercan más al concepto que debe guiar las vidas de quienes necesitan creer en algo para dar un sentido a su vida y guiarlos por el buen camino.
      Aunque me explique bastante mal, a donde quiero llegar es que no me identifico clara o absolutamente con ninguna ideología, filosofía, religión, dogma, etc. Simplemente uso lo que me conviene cuando me conviene. Como haría un mercenario de la oratoria. He leído bastante a OSHO, y me gusta mucho su estilo. Él dice que no hace falta ser coherente, que las personas cambiamos a cada momento. No quiere recordar o que le preguntemos lo que dijo ayer, puesto que hoy podría opinar de otra forma distinta. La vida es cambio, la vida es movimiento, la vida es fluir. No quiero -ni puedo realmente- atarme a ninguna postura de forma permanente.
      Creo que la verdad también es un concepto inabarcable y utópico. Por cierto, celebro que coincidas conmigo en que la justicia es un concepto utópico. Al final ha resultado que todo el debate que tenemos tiene una función más de entretenimiento y divulgación que de intentar convencer al otro de alguna cosa. La frase de Pascal la interpretamos entonces con un sentido de la justicia estrictamente entendido como el cumplimiento de una responsabilidad de las “entidades conscientes” que somos.
      Es decir, que si no refutas mi impresión, sobre el tema de la justicia -que es lo que inició el debate- estamos de acuerdo.

      De todas maneras, no voy a perderme la oportunidad de analizar un poquito más el resto de tu último comentario para aclarar algún punto y viceversa:
      Cuando dices que no ves como es posible congeniar el Tao sin considerarlo una ilusión de la mente, no veo de donde has sacado esa idea. Si la has sacado de mi es que ha ocurrido una de dos cosas: 1) No me he explicado bien 2) Si realmente he dado esa idea, me retracto.
      Cuando hablo de la mente, me estoy refiriendo siempre a algo mucho mayor, de otra entidad, otra categoría…muy diferente y superior a cualquier agrupación de palabras en forma de teoría, hipótesis, dogma o religión. No se puede comparar un concepto como la mente con el Tao por ejemplo.
      Es evidente que la mente existe. Yo tan solo defiendo que a la gente le iría mejor si supiera como funciona su mente, y que aprendiera a utilizarla de una manera más productiva y efectiva. Soy un firme creyente en la ciencia -aunque sea peligrosa por venir disfrazada con un traje de razón ;-D – Solo pretendo, al igual que muchísima gente, conocer varias opciones de pensamiento y elegir lo mejor de cada una de esas opciones para crearme una opción mía, a medida. Me encantó leer la frase de Kalama Sutta que se resume en que debemos corroborar primero cualquier información que nos sea dada sea cual sea la fuente. Cuando uno no puede estar seguro de nada, ni tan siquiera de si mismo, que menos que como mínimo y como mal menor, fiarse de uno mismo (y de nuestra mente) hasta cierto punto…sencillamente porque no tenemos otra opción. Lo que si considero imprescindible es erradicar la soberbia de las personas o filosofías, etc. que son absolutas, excluyentes y niegan otros enfoques o formas de conocimiento. Creo que aunque no pueda definirse la verdad o la realidad, es bueno buscarla, porque en ese proceso, en ese camino, encontraremos cosas buenas, cosas útiles para vivir mejor. Hay que ser práctico, y el conocimiento es un factor decisivo para ello. El conocimiento es como dicen los científicos, el hecho diferenciador que de momento nos está asegurando mantener el ritmo en la carrera de la evolución. La información necesaria para nuestra evolución como especie, como apuntabas muy acertadamente en tu último comentario, ya no está solamente en los genes, sino en los libros, en la cultura, en los memes. Esta es una idea que da mucho que pensar. Es como si en cierto sentido ya nos hubiéramos convertido en dioses al haber traspasado las limitaciones del genoma al ser capaces de acumular conocimiento en forma de libros etc.; un conocimiento muy útil desde el punto de vista evolutivo, puesto que mejora y en mucho nuestra probabilidad de sobrevivir y además con una elevada calidad de vida. Desde luego, el lenguaje y la mente son esenciales en todo este proceso. ¿Cómo no reconocer el mérito de nuestra mente? Lo que yo hago o al menos pretendo, supongo que podría considerarse desde un punto de vista moral como un acto de una persona desagradecida con la herramienta (mente) que tanto bien le ha procurado. En realidad nunca he renegado de la mente (eso sería absurdo porque la estaría utilizando para ello). Puede considerarse mi actitud como la de quien ejerce de abogado del diablo, o como del crítico que hace críticas constructivas para mejorar algo. Lo que yo quiero mejorar es el uso que hacemos de nuestra mente. Que la mente nos haya dado lo mejor que tenemos (la vida y la posibilidad de seguir vivos) no significa que absolutamente todo lo que la mente genera sea bueno. Como la mayor parte de las cosas en la vida, la mente también nos juega malas pasadas, también se equivoca, nos falla, nos engaña. Lo mejor y más paradójico es que la mayor parte de las veces en que la mente se comporta así de “mal” lo hace por una buena causa: nuestra supervivencia, y a decir verdad, seguro que gracias a esta estrategia, esta buena mente nuestra nos ha salvado la vida. Hay una frase que cuando la leí me impactó, porque creo que encierra una gran verdad. No recuerdo las palabras exactas y ahora no me voy a poner a buscarla, pero viene a decir esto: “El cerebro está programado para sobrevivir, no para buscar la verdad”
      Cuando yo hablo de que hay que “liberarse de la mente” lo hago influenciado por las palabras de Osho, que me han convencido de que la mente crea en nosotros un ego que no es más que un cúmulo de influencias externas que nos condicionan constantemente hasta el punto de desdibujar nuestra propia esencia. Por eso se hace necesario meditar, que consiste en lograr acallar al máximo la mente -que siempre está parloteando sin parar-, y de esa forma observar lo que ocurre a nuestro alrededor y también en nuestro interior. Tener una mente es muy bueno, pero dejarse dominar por ella (es decir, identificarse con ella) conlleva muchísimos problemas psicológicos, empezando por la depresión y acabando donde quieras.
      Lo que yo propongo para terminar con la tiranía de la mente no es solamente la meditación. Sugiero a la gente que se informe y adquiera conocimiento de tantas disciplinas de la ciencia y de corrientes de pensamiento como les sea posible. Únicamente desde una aproximación pluridisciplinar a las grandes preguntas podremos acercarnos un poquito a conocer fragmentos de realidad que nos sean útiles para vivir mejor.

      Estoy preparando una entrada para recomendar un libro que considero imprescindible para un lego en ciencia que quiera abrir un poco (o bastante) su mente a los descubrimientos o a las hipótesis de las mentes privilegiadas de algunos científicos expertos en numerosos campos que tuvieron en común una reunión con Eduard Punset para que los entrevistara. El libro en cuestión es “Cara a cara con la vida, la mente y el universo. Conversaciones con los grandes científicos de nuestro tiempo”. Como veo que te interesa Richard Dawkins, te adjunto un extracto de la entrevista que le hizo:
      E.P es Eduard Punset y R.D. Es Richard Dawkins:

      Los genes y el pasado

      “Algunos viven en los árboles, otros en el mar, otros bajo tierra, otros vuelan, otros cavan. Pero fundamentalmente, todos están haciendo lo mismo: trabajar para sobrevivir, y, por tanto, transmitir al futuro las instrucciones que les permiten existir.” (Richard Dawkins – profesor de comprensión de la ciencia de la Universidad de Oxford, es conocido internacionalmente por su papel de divulgador de las ideas darwinianas. Sus libros inventan metáforas que ayudan a ilustrar el debate sobre las teorías evolutivas.

      E.P: ¿Qué consecuencias tendrá la convulsión económica, social y personal que conlleva la irrupción de la nanotecnología?
      R.D: La nanotecnología consiste en crear máquinas minúsculas a escala molecular, y tiene un futuro muy prometedor. En cierto modo, sabemos que se puede realizar, puesto que la biología molecular es pura nanotecnología natural. Existen moléculas, como las encimas y las proteínas, que funcionan catalizando reacciones químicas concretas. Podríamos considerar que estas moléculas son como instrumentos mecánicos diminutos, útiles a escala molecular, y existen millones de ellos. En principio, parece que podremos diseñar máquinas de tamaño molecular, pero sólo son efectivas si se utilizan millones de máquinas a la vez. Por tanto, tienen que duplicarse -y es muy viable en el caso de estructuras moleculares-. Podemos diseñar un único ejemplar y a continuación duplicarlo mediante un proceso de producción. Posteriormente, liberaríamos en el interior del organismo millones de máquinas que arreglarían las averías, curarían ciertas enfermedades, como el cáncer, y actuarían en ciertos tratamientos en los que el bisturí quirúrgico es demasiado agresivo.
      E.P: Se dice que algunos cromosomas, en su proceso de división, pueden perder fragmentos en los que había información.
      R.D: Sí, sucede constantemente, pero es parte del proceso general de mutación: se pierden fragmentos de cromosomas y se multiplican otros fragmentos. El genoma, con el paso de las generaciones, no es fijo, no está en continuo crecimiento, sino que existe como un flujo de información. Siempre ha sido así y seguirá siendo así. El patrón general es muy parecido al de hace trescientos millones de años.
      E.P: ¿Podrán sobrevivir los humanos a los cambios que estamos generando?
      R.D: En conjunto, a los humanos les va sorprendentemente bien. Es cierto que existen muchas patologías mentales y alienaciones debidas a que ciertos humanos se sienten en un entorno extraño, pero, en general, como biólogo me impresiona que nuestra especie tolere la vida de este entorno tan antinatural.
      E.P: Se podría argumentar que, además de la información codificada en los genes, ahora existe la información aprendida y almacenada en el cerebro que da lugar a la tecnología. Y, por primera vez en la historia, los dos cauces de conocimiento están colisionando entre sí, ¿verdad?
      R.D: Sí, es una idea fascinante. Mi expresión “el libro genético de los muertos” proviene, claro está, del conocimiento cerebral. Es como darle la vuelta a la misma analogía. Tienes razón, contamos con dos líneas separadas de conocimiento sobre cómo sobrevivir, es decir, el conocimiento sobre cómo ha sobrevivido la especie en un pasado reciente. Y una de estas líneas avanza infinitamente más deprisa que la otra, porque los cambios culturales son mucho más rápidos que los genéticos. Los cambios genéticos no se han detenido, pero son tan lentos que…
      E.P: Apenas los notamos.

      Por cierto .Marfil. , te agradezco mucho que te hayas tomado la molestia de escanear parte del libro del gen egoísta de Richard Dawkins, porque me he quedado con la última frase, la cual ha abierto todavía un poquito más mi mente a esta idea poco corriente y sin embargo muy interesante:

      “Nosotros, los biólogos, hemos asimilado la idea de evolución genética tan profundamente que tendemos a olvidar que ésta es sólo uno de los muchos posibles tipos de evolución.”

      Eeeeiiii, dices que tus escritos son Anti-almendrucos. Como vea bajar el ritmo del contador de visitas empezaré a censurarte, ¿¿ok?? Es broma ;-D. Sigo atento a tus opiniones. ¡Me están procurando muchísimos memes!

    16. .Marfil. es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Lastimosamente la discusión me ha cogido de salida de viaje y no podré conectarme para responder en forma, y prefiero no hacerlo a hacerlo con prisas (si meditadamente soy un desastre redactando, con prisas peor), así que creo que el tema quedará ahí, cuando vuelva que será dentro de un mes supongo que será mejor participar en los nuevos temas que hayan en el blog.

      Eso sí, queda pendiente el tema sobre el de “revolver distintas filosofías”; precisamente ese es en el punto donde divergimos completamente, así que guardaré una nota de tratarlo cuando vuelva.

      Saludos Edusol.

    17. edusol es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      .Marfil.
      Celebro que no te guste hacer las cosas sin prisas. Si no te ha enganchado ya el “movimiento slow” podría interesarte.
      Bueno .Marfil. Buen viaje y hasta la vuelta

      PD: No pierdas esa nota 😉

    Escribe una respuesta

    XHTML: Puedes usar estos códigos html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>