Deja de buscar respuestas y las encontrarás

Almendruco’s Trick

El misterio de la vida consiste en dominar el viejo truco del almendruco





  • Licencia de uso

    Licencia de uso

      www.flickr.com
      Esto es un script de Flickr que muestra fotos del álbum Favorites. Crea tu propio script aquí.
  • Sindicación





  • Subscribir Almendruco's Trick con Bloglines

    Si quieres recibir Almendruco's Trick en tu correo, escribe tu e-mail:

    Se te enviará gracias a FeedBurner



    todas las estadísticas que puedas necesitar

    Y es que soy un animal

    5 November 2006

    Eso dice la conocida canción de Toreros Muertos. Gran grupo por cierto. Pero hoy no voy a hablar de música, sino de animales. Si he empezado así el post es por culpa de mi cerebro “normal”, un cerebro que no puede evitar establecer asociaciones y generalizaciones sin parar con el objetivo de predecir el futuro para identificar el entorno y asegurar mi supervivencia. Evidentemente, en este caso, en la comodidad de mi despacho y sin depredadores naturales cerca, este ejercicio de asociación (que ha sido posible gracias a la capacidad de mi cerebro para el lenguaje) ha sido totalmente fútil. No ha servido para nada en el sentido de servir a la función principal del cerebro: “leer el futuro para sobrevivir”. Lo que me ha pasado, nunca le habría pasado a un animal o a una persona autista, porque ellos piensan en imágenes, y no mediante el lenguaje.

    Quizá esta entrada hubiera empezado mejor así:

    Interpretar a los animales te hará más humano.

    Somos animales. No lo olvidemos nunca. Esta entrada pretende recomendar la lectura de un buen libro. Un libro que nos ayuda a conocernos a nosotros mismos y a los animales. Creo que su lectura puede ayudar a acortar esa superioridad que muchos humanos sienten respecto al resto de animales.

    Este libro es de aquellos un poquito más valiosos que el resto. Y lo digo por el valor añadido que representa que su autora sea autista. No abundan los libros escritos por personas autistas. Lejos de ser un obstáculo, el autismo de la autora es quizá la clave que le permite tener una gran capacidad para entenderlos. Según nos explica, el particular funcionamiento del cerebro de un autista hace que se parezca al de los animales, que piensan mediante imágenes en lugar de con palabras.

    Cosas que he aprendido al leer este libro:

    • El distinto funcionamiento del cerebro de un autista puede capacitarlo para logros impensables para personas con cerebro con funcionamiento normal.
    • Los animales ven el mundo en base a los detalles. Los humanos vemos el mundo en base a la generalización. Los animales ven muchos árboles, nosotros no los vemos. Nosotros vemos bosque.
    • Para mejorar el trato de los animales destinados al consumo humano, es mejor simplificar y usar unas listas de control sencillas.
    • La cría selectiva es peligrosa cuando solo se tiene en cuenta un rasgo del animal. Para hacerla con seguridad conviene valorar al animal en conjunto. Malos ejemplos de cría selectiva son los gallos violadores que destrozan a las gallinas, los animales que engordan demasiado y muy rápido cuyas patas no pueden soportarlos, los perros cuyo cerebro no tiene espacio para crecer en unas cabezas demasiado pequeñas (como en la raza de los collies).
    • Los animales no mezclan sus emociones. Por eso algunos animales son tan buenos para hacernos compañía. Si nos quieren, lo hacen y punto, y nos serán fieles sin importar nuestro aspecto o dinero que ganemos. Los animales nunca tienen dramas psicológicos.
    • Si una persona se siente furiosa con la persona a quien ama, su cerebro conecta ira y amor, y lo recuerda. Gracias a sus lóbulos frontales bien desarrollados, que lo conectan todo, su cerebro puede sentir emociones encontradas por una misma persona o situación.
    • El cerebro de funcionamiento normal tiende a la generalización, y tiene un mecanismo de autodefensa que le permite “olvidar” acontecimientos desagradables de la mente consciente. En los autistas y en los animales, esto no funciona. Esto se debe a que la mente normal piensa en términos de lenguaje y palabras, y la mente de los autistas y de los animales se basan en imágenes, muy difíciles de borrar.
    • Emociones básicas de los animales:
      • Cólera
      • Instinto de caza
      • Miedo
      • Curiosidad/Interés/Anticipación
    • Emociones sociales primarias:
      • Deseo y atracción sexual
      • Ansiedad por separación
      • Apego social
      • Juego y alboroto
    • Existe un circuito de búsqueda en el cerebro de cualquier animal (humanos incluidos por supuesto) que nos proporciona placer. Puede ser la búsqueda de alimento o de una solución a una situación. Una vez logrado el alimento o resuelta la situación, las zonas del cerebro activadas durante la búsqueda se desactivan.
    • Es probable que muchas supersticiones se deban a una asociación accidental entre dos cosas que en realidad no están relacionadas. (La persona que lleva la misma camisa en dos situaciones favorables pasa a considerar que esa es su camisa de la suerte).
    • Los animales que matan sin motivo aparente también existen: delfines que se aparean por la fuerza, que matan a sus crías, orcas que ahogan a ballenatos de otra especie, monos que hacen la guerra contra otros grupos.
    • Los animales necesitamos socializarnos entre nosotros desde pequeños para prevenir en el futuro comportamientos innecesariamente agresivos.
    • Resulta complicado saber si un animal siente dolor y que cantidad. Los animales ocultan su dolor. Es probable que cualquier animal herido que viva en su medio natural acabe liquidado por un depredador, por lo que seguramente los animales desarrollaron una propensión natural a actuar como si no pasara nada. Mejor que los veterinarios estén al corriente de esto.
    • El dolor de los animales y de las personas es similar, pero el sufrimiento es mucho mayor en las personas, porque este se gestiona muy bien gracias a que nosotros poseemos unos lóbulos frontales mucho mayores.
    • El miedo es peor que el dolor. El miedo suele definirse como la respuesta a amenazas externas, mientras que la ansiedad es la respuesta a las amenazas internas. Si tropezáis con una culebra sentiréis miedo; si pensáis en tropezar con una culebra sentiréis ansiedad.
    • La amígdala responde a los estímulos de miedo, pero la corteza prefrontal controla la ansiedad
    • Las emociones nos mantienen vivos permitiéndonos hacer predicciones acertadas sobre el futuro, y las predicciones acertadas nos permiten tomar las decisiones correctas.
    • Tanto los animales como los humanos pueden “superar” un miedo adquirido. Pero superar un miedo no es lo mismo que olvidarlo. La extinción no es olvido, es nuevo aprendizaje que contradice el aprendizaje anterior. Ambas lecciones permanecen en la memoria emocional.
    • Hay miedo rápido y miedo lento. El miedo rápido es impreciso. El miedo lento es preciso. El miedo rápido surge de la amígdala, y el lento es más preciso porque ha pasado por el neocortex. La combinación de los dos miedos es útil para la evolución.
    • Los animales pueden asustarse por pequeños detalles de su entorno. Los animales, al igual que las personas autistas, son sumamente “hiperespecíficas” en sus miedos.
    • Los animales suelen tener que enfrentarse a menudo con el miedo a lo desconocido debido a su poca capacidad de asociación de su cerebro y por tanto de generalizar. Cada hombre, animal, vehículo distinto de aquellos a los que se haya acostumbrado son nuevos y potencialmente peligrosos por “desconocidos”.
    • El aprendizaje es fácil para las personas y difícil para los animales.
    • Una de las ventajas de los humanos es que tenemos los lóbulos frontales más desarrollados, con lo que tenemos más memoria operativa. Esto hace que tengamos más memoria operativa que los animales, cosa que afecta a las aptitudes cognitivas generales.
    • Las palabras interfieren: La investigación demuestra que el lenguaje inhibe la memoria visual. Hay un eclipse verbal. El lenguaje no borra los recuerdos visuales para siempre, sólo los inhibe.
    • La música está profundamente vinculada a las emociones, porque activa la parte más antigua del cerebro. Un estudio tomográfico del cerebro realizado por Carol Krumhansl, demostró que la música con un tempo rápido, interpretada en clave mayor, producía los mismos cambios fisiológicos que cuando una persona se siente feliz (por ejemplo, respiración más rápida), mientras que la música en tempo lento y clave menor producía los cambios fisiológicos que tienen lugar cuando nos sentimos tristes (pulso más lento, presión sanguínea más alta y disminución de la temperatura).
    • Los autistas experimentan el mundo real de forma más directa y fielmente que las personas normales, con su ceguera por falta de atención, su ceguera al cambio y demás clases de ceguera.

    Para saber más:

    Interpretar a los animales (Web de la autora Temple Grandin sobre su libro)

    Menos maltratos y más interpretación (entrada anterior en Almendruco’s Trick para recomendar el libro incluso antes de leerlo)

    Icekahlua, muchas gracias por recomendarme este libro.

    4 comentarios to “Y es que soy un animal”

    1. Andrea es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Saludos caminante solar.
      “Si sos una perra, las cosas pueden ser más difíciles a la hora de recuperar el paso.Desde mi lugar de perra me gusta tanto cómo caminan las princesas y los soldados. Es una relación suelo-suela que me llena de imágenes: los pies de las princesas pierden plumas y de los soldados nunca pisan en vano(pisen a quién pisen, no les importa demasiado).
      Ahora , la cosa cambia si sos una perra. Es distinto conocer el mundo desde horizontal posición. Las cosas toman otra dimensión. Para empezar, la noción de verticalidad se trastoca, porque-desde el particular sitio en que veo el cielo- lo natural es todo se desmorone. Estoy diciendo que para mí, lo vertical es aquello que está horizontal: baldosas, piscinas, océanos, lechos, horizontes y este cuerpo mío que alguna vez se entregó al viento. No te imaginás la apertura vital que significa que, en el hocico de tu vida, lo vertical se vuelva horizontal y viceversa, aunque viceversa en realidad no importe.
      Quedarte echada, panza arriba sin fuerzas para mover el rabo es un hecho irrepetible y maravilloso, como la tormenta que suena ahora afuera, la luna que espero ver pronto o el trabajo de las bacterias.
      Claro, también es cierto que nunca te sentirás más en contacto con tu ser, pegando la oreja al cuero mundial y cerrando los ojos hasta esperar que me llene de gozo el latido mundo.
      No escuché aún ese latido. Y es por eso que concluyo que el mundo no tiene un corazón muy grande y que es por eso que camina, corre o vuela.
      O acaso mi corazón me levantará del piso?
      No conozco el libro al que te refieres en tu editorial, pero te cuento que yo tengo dislexia y entiendo lo que es la frustración de no poder comunicar lo que uno realmente quiere.
      Sigue brillando sol.
      Andrea.

    2. edusol es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Hola Andrea.
      Muy interesante el cambio de enfoque que desarrollas en tu poético comentario. Supongo que la referencia al trastoque entre lo vertical y lo horizontal (aunque en realidad viceversa no importe) tiene mucho que ver con la dislexia que padeces.
      Puede que me equivoque, pero creo reconocer una referencia a la meditación cuando hablas de pegar la oreja al cuero mundial, cerrar los ojos y esperar a que te llene de gozo el latido del mundo.
      Me cuesta creer que no oigas los latidos. Suenan bien fuerte Andrea. Presta atención y los oirás. Por otra parte, creo que todos formamos parte del mundo, incluso tu. Por ello, cuando llegas a la conclusión de que el mundo debe tener el corazón pequeño, estás hablando de tu propio corazón también. Y alguien que se expresa con poesía y sensibilidad como tu no puede tener el corazón pequeño.
      Contestando a tu pregunta (retórica, lo sé, pero la respondo igualmente, hehehe), creo que sí, creo que tu corazón te levantará del piso, tanto tu corazón como organo que es el motor de tu sistema locomotor como tu corazón como indicador de estados emocionales. Uno de los primeros lugares que afectan las emociones es al corazón. Tu corazón va a estar siempre presente en todos los actos de tu vida, tanto en los importantes como en los rutinarios. Trata bien a tu corazón.
      En cuanto a la frustración de no poder comunicar lo que uno realmente quiere te diré que es algo común. Al menos a mi también me pasa. Lo bueno del caso es que cada vez me importa menos. Gracias a la meditación y a la experiencia, me he dado cuenta de que incluso en condiciones ideales, es igualmente posible no comunicar exactamente lo que uno quiere. Hay demasiados factores que dificultan la comunicación: impedimentos físicos, cerebrales, filtros mentales tales como ideas preconcebidas, diferencia de culturas, déficit de atención del interlocutor, etc.
      Pero más allá de todos estos factores, está el principal: la dualidad del lenguaje. El lenguaje es una herramienta muy incompleta e inexacta para cumplir con eficacia la tarea de la comunicación. El lenguaje se basa en palabras, que a su vez se basan en definiciones, que a su vez se basan en el conocimiento de las cosas y en la descripción de las mismas en referencia a otras palabras. Si tomamos un diccionario o una enciclopedia y buscamos el significado de una palabra y entonces buscamos el significado también de las palabras usadas en la definición de esa primera palabra, y así sucesivamente, comprobamos que al final todo se reduce a lo absurdo. Al final siempre se llega a la tautología o a la definición por exclusión o mediante referencia a lo contrario.
      En definitiva, con una sencilla prueba como esta te das cuenta de que en realidad, el lenguaje de las palabras puede ser -y de hecho, es- tan inexacto como deseemos.
      Por otra parte, el cerebro humano no está especializado en ser fidedigno a la realidad exterior, sino en la rapidez en interpretar el mundo a costa de la inexactitud (esto que digo está comprobado científicamente). Adonde quiero llegar es que no hay un solo factor que favorezca la fidelidad de una comunicación. Añadir un factor más como la dislexia, o defectos de pronunciación como es mi caso, no altera significativamente el resultado final.
      Para consolarte te diré que en mi opinión existen mejores maneras de expresarse y de comunicarse que el lenguaje verbal. De hecho, cualquier otro tipo de lenguaje que escojas es mejor. Mientras no sea el verbal, vas por buen camino. También quiero animarte recordándote algo que seguro que habrás comprobado por tí misma: la gente que vale la pena te presta la atención suficiente como para que tu mensaje le llegue intacto, con sus tonos, matices y colores que hayas utilizado en la composición del mismo.
      Tu cariñosa despedida (Sigue brillando sol) me recuerda una canción que canta Moby con Amaral. Una canción y un videoclip muy bueno, que se llama “Escapar”. Te recomiendo que la escuches, que la veas, que la sientas y que te dejes impregnar de la energía que transmite. Te dejo con un fragmento de la letra de esta gran canción:
      Abre las puertas de tu percepción… usa el poder de tu imaginación… aunque no puedas mirar hacia el sol, sabes que sigue brillando…piensa en las cosas que te hacen sentir…
      Andrea, no tengo una frase de despedida tan bonita como la tuya, tendrás que conformarte con la intención de las palabras de este comentario. Seguro que tú, al igual que yo, harás el esfuerzo necesario para que mi mensaje te llegue completo y exacto.

    3. Andrea es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Hola caminante solar.
      Gracias y hola.
      Hola porque te pido que brilles para disfrutar de tu calidez. Y gracias por tus consejos y consuelos.
      Trato de compenetrarme en los temas que ya me has recomendado. No comparto toda la visión, pero entiendo perfectamente que es fundamental el encontrarse, aceptarse y ser. No hay dudas.
      En cuanto a Amaral, te cuento que conozco a la banda, son muy apreciados por estos pagos y que los fuí a ver al teatro cuando presentaron su anterior CD.
      Buscaré el video que me cuentas.
      Que suerte que estás tan cerca.
      Andrea.

    4. edusol es tan amable de compartir con nosotros lo siguiente:

      Andrea, me alegra comprobar que logro cumplir mis objetivos con mis comentarios. :-)
      Tengo curiosidad por saber en que no compartes la visión, pero por ahora centrémonos en aquello en lo que sí coincidimos: encontrarse, aceptarse y ser.
      Ahí va mi receta:
      Para encontrarse, la única manera es dejar de buscar. Quien busca no encuentra y viceversa. Sé que parece un contrasentido y que la frase parece vacía, pero creo sinceramente que es así.
      El objetivo en mayúsculas es lograr “ser”. Quien lo logra, descubre que en el pack le viene incluida la auto-aceptación. El ser surge de la consciencia, del estar presente. Solamente estamos presentes en ausencia del ego creado por la mente. Si logramos convertir la meditación (estado lo más próximo posible a la ausencia de pensamientos) en algo cotidiano, si logramos aumentar paulatinamente estos estados de “conciencia”, de prestar atención a lo que ocurre, de estar presentes, de apreciar el detalle, de saber diferenciar las novedades que obtenemos a través de nuestras percepciones (en lugar de catalogarlo todo en categorías prefijadas por nuestra mente incurriendo en el fenómeno conocido por ceguera por falta de atención. Estudios científicos han demostrado que el cerebro tiende a no procesar la información no relevante en función de lo que se esté buscando en un momento determinado)… si logramos todo esto, seremos, que es lo único que importa.
      Que esté cerca no es una suerte, es una realidad. Estoy grabado en tus neuronas igual que tu en las mias. Creo que cuando las personas interactúan, se fusionan de alguna manera, se mezclan, pasando a formar la una parte de la otra. Por ejemplo, a partir de ahora, cuando oigo o leo Buenos Aires o ciudad de la furia, me aparece el recuerdo de tu nombre y tus comentarios en este espacio. A lo mejor, cuando tu oyes la frase “brilla el sol” te acuerdas de ese desconocido que escribe cosas en un blog y al que has bautizado como “caminante solar”.
      Que tengas un buen día.

    Escribe una respuesta

    XHTML: Puedes usar estos códigos html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>