¡Felicitame!

Hoy es mi santo. ¡¡Felicitame!!.

Ser felicitado por amigos y familiares está muy visto. Que te felicite algún desconocido tiene más merito. ¡A ver quien se anima! Os pagaré con gratitud, que ya sabéis que vale más que el dinero.

6 Replies

  • Andrea, muchísimas gracias.
    Cuando he tenido frío y el sol me ha calentado siempre me he sentido agradecido. El sol es en definitiva la fuente de energía que hace posible la vida en el planeta. Su belleza es tan solo comparable a su importancia. Tu felicitación, que también presiento sincera, esta expresada de una forma que me ha llegado al corazón… Y eso que no nos conocemos de nada. Impresionante.

  • Te desconozco,más desde aquí te envío mis sinceras felicitaciones!!!
    Que sea el sol quién acompañe tu camino, que las estrellas también, aunque te siento (presiento) bien conectado al canal satelital de la tierra firme.
    Salud!!
    Andrea desde BSAS.

  • ¡Muchas gracias Icekahlua!

    Claro que llegas a tiempo. Para algunas cosas siempre hay tiempo y esta es una de ellas.
    Tampoco estaría bien pediros que hicierais como Superman en aquella peli en que hace retroceder el tiempo dando vueltas a la Tierra con el fin de salvar a su novia de ser engullida por una falla.

    Debes saber que eres la primera persona en acuñar el término “almendrucadas”. Me ha gustado mucho, y con tu permiso voy a usarlo a partir de ahora.

    Tu comentario ha liberado muchas enforfinas en mi cerebro, por lo que mi agradecimiento es casi como un ocho durmiendo. Si Dios existiera seguro que te lo compensaría de alguna manera.

    ¡Hasta pronto!

  • Aunque tarde, espero llegar a tiempo …. FELICIDADES EDUSOL…..
    Continua asi…..
    Gracias por tus almendrucadas…. ejemplos practicos de una vida practica….

  • ¡Muchas gracias Omalaled!

    Como digo, tiene más merito que me felicite un desconocido. Es agradable comprobar casos como este, cuando alguien que no tiene porqué hacerlo, se sale de su camino para darle el gusto a otro congénere. Sin duda es algo que recomiendo.
    Tu corta frase de felicitación desencadena una serie de conexiones en mi cerebro. Intentaré explicarlas brevemente:

    Cuando dices: “si todo el mundo fuera tan fácil de contentar”

    No sé si soy fácil de contentar, pero indudablemente, ese es uno de mis propósitos. He llegado a la conclusión de que conseguir este propósito es algo bueno por dos caminos diferentes:

    El primer camino es el de la introspección (es una de las cosas que he visto mirando en mi interior).
    El segundo camino y quizá el más significativo por motivos sentimentales (las ideas que surgen de hechos ocurridos en contextos de fuerte carga emocional adquieren mayor preponderancia) es la mala experiencia que tuve en dos relaciones de pareja anteriores. En las dos ocasiones, en mi opinión, mis parejas eran difíciles de contentar. Hay personas que nunca tienen suficiente, no importa lo que se les dé, porque siempre quieren más. Me niego a ser así, de modo que promuevo lo opuesto.

    Ya sé que la ambición, la conquista, el progreso y la acumulación son rasgos característicos de los humanos, pero llegados al siglo XXI, creo que va siendo hora de prestar atención a nuestro motor ejecutivo: el cerebro y su infame acompañante: la mente. La mente siempre quiere más, y lo que menos le importa es si necesita ese algo más. Estamos tan ocupados queriendo “más” que nos olvidamos de hacer balance de nuestras necesidades para comprobar si realmente necesitamos ese “más” o si nos hará más felices. Recomiendo a quienes sufran de esta enfermedad mental tan extendida que se llama “quieromásitis” que se lean algunos libros de los que recomiendo aquí en Almendruco’s Trick. Pueden empezar por “Elogio a la lentitud” de Carl Honoré, en el que aprenderán que en contra de la tendencia generalizada en la sociedad de hoy en dia, no hace falta grandes cosas para aumentar nuestro grado de disfrute de la vida. Pueden conseguirse grandes cosas tan solo disminuyendo la velocidad de nuestra vida y sobretodo…contentándose con cosas pequeñas.
    Gracias por la inspiración que me has procurado Omaleled. Mi gratitud por tu felicitación quedará grabada en mis neuronas por un tiempo incierto… aunque ciertamente largo.

Comments are closed.