Deja de buscar respuestas y las encontrarás

Almendruco’s Trick

El misterio de la vida consiste en dominar el viejo truco del almendruco





  • Licencia de uso

    Licencia de uso

      www.flickr.com
      Esto es un script de Flickr que muestra fotos del álbum Favorites. Crea tu propio script aquí.
  • Sindicación





  • Subscribir Almendruco's Trick con Bloglines

    Si quieres recibir Almendruco's Trick en tu correo, escribe tu e-mail:

    Se te enviará gracias a FeedBurner



    todas las estadísticas que puedas necesitar

    Árbol ruidoso.

    20 September 2006

    Ramón nos reta con un clásico para la sección Almendruco’s Trick FAQ:

    ¿Cuando un árbol cae en un bosque solitario, hace ruido?

    “Sí, hace ruido”.

    Seguro que no tenéis suficiente. ¿A que no? Vuestras mentes requieren justificaciones largas, complicados argumentos y demostraciones que demuestren la certeza de mi conclusión. Vosotros lo habéis querido:

    La trampa de esta frase es que es harto indefinida. Es una pregunta totalmente fuera de contexto, lo que unido a la limitación del lenguaje, permite enfocar la cuestión desde tantos ángulos que permite responder virtualmente cualquier cosa sin que nadie pueda atreverse a rebatirlo (yo lo enfocaré hacia el “Sí, hace ruido.”). Se necesitan muchos más datos para dar una respuesta específica a la pregunta. Los datos adicionales que a mi me faltan son como mínimo los siguientes:

    (A) ¿Quién lo pregunta?

    (B) ¿Cómo defino bosque solitario?

    (C) ¿Cómo defino ruido?

    (D) ¿Con que tono se formula la pregunta?

    (A) ¿Quién lo pregunta?

    (A1) Si lo pregunta un humano, la respuesta dependerá como mínimo de todo lo expuesto en los apartados B,C y D.

    (A2) Si la pregunta la formula un ser no vivo o sin mente (un ordenador por ejemplo) no existe respuesta para quien no puede interpretarla. Si queréis ser flexibles, podemos afirmar que no oye el ruido, aunque eso es forzar mucho, porque aparte de no oírlo desde lejos, tampoco lo haría desde cerca, tampoco vería, olería, sentiría, etc. Hipotéticamente, un experto en inteligencia artificial podría afirmar que unos sensores conectados a un ordenador que devolvieran por pantalla una variable alfanumérica tras la captación del sonido del árbol al caer equivale a la audición humana. Si quisieramos aceptar esa premisa, entonces la respuesta sería: “Sí, hace ruido”.

    (B) ¿Cómo defino bosque solitario?

    (B1) Hay mucha vida en un bosque desde insectos a mamíferos, plantas y árboles, todos ellos seres vivos y coleantes. Ellos pueden sin duda oír el ruido que produce el árbol que cae. “Si, hace ruido”

    (B2) ¿Consideramos por el contrario unas condiciones irreales e hipotéticas de un bosque totalmente sin vida, sin seres vivos y con los propios árboles muertos? En este caso, el árbol sigue haciendo ruido. Si dejamos un aparato que pueda grabar sonido mientras ocurre el suceso, comprobaremos que en efecto, se grabó el ruido del árbol al caer. “Si, hace ruido”.

    (C) ¿Cómo defino ruido?

    (C1) Si considero el ruido como la percepción subjetiva de un humano, puedo afirmar que la percepción es una traducción del mundo exterior que realiza nuestra mente para nuestro cerebro. Si la larga distancia entre el árbol y nosotros nos impide percibir el sonido producido, puede afirmarse que no se ha producido ruido ya que no se ha producido excitación acústica del tímpano de quien formula la pregunta.

    Ahora, permitidme alargarme un poco con una pequeña introducción para apoyar mi próximo argumento:

    Asumiendo que el cerebro humano recibe información en forma de percepciones a través de los distintos sentidos, hay que asumir que el mundo real y subjetivo para cada uno de nosotros es lo que nuestra mente nos presenta. Un pensamiento basado en la imaginación o libre interpretación puede considerarse tan real como cualquier otro hecho habitual identificable por varias personas. La prueba de ello está, por ejemplo, en que podemos sentir emociones simplemente dejando volar la imaginación o recordando algún hecho, o reconstruyendo o interpretando arbitraria o condicionadamente los datos aportados por nuestros sentidos.

    Dicho esto, propongo sea considerado lo siguiente: En el preciso instante en el que alguien se formula la pregunta, su mente visualiza el árbol cayendo. Inevitablemente, nuestro cerebro está programado para asociar un ruido característico a esa imagen mental. Por tanto, la persona oye el ruido. Como he explicado hace un momento, puede considerarse como real esa percepción de ruido, por no poder diferenciarse de la que sería real si el que formula la pregunta estuviera al mismo lado del árbol. ¿Alguna vez, caminando por la noche por un sitio solitario, habéis sentido una muy real sensación de miedo al oír pasos detrás de vosotros? En realidad, la persona que iba detrás era una bella persona, educada y sin ninguna intención de golpear, violar, robar o matar…Si el mundo real tuviera un árbitro neutral que examinara la situación, dictaminaría que no era justo ni necesario sentir miedo como para activar los mecanismos de autodefensa, pero la verdad es que vuestra sensación de miedo fue real, muy real. Esto nos enseña que el cerebro es muy malo distinguiendo la realidad de simples imaginaciones nuestras. “Sí, hace ruido”

    (C2) Si considero el ruido como la onda sonora que se propaga por el aire y que ha sido originada por un movimiento, entonces sin duda debo afirmar: “Sí, hace ruido”.

    (D) ¿Con que tono se formula la pregunta?

    El tono puede cambiar por completo el significado de la pregunta. Las preguntas tienen como objetivo obtener una respuesta que satisfaga al preguntador.

    (D1) Un tono desenfadado y risueño busca el goce y disfrute de una conversación excitante para el cerebro. No importa en realidad acercarse o no a una respuesta específica.

    (D2) Un tono burlesco busca una respuesta que ponga en evidencia la supuesta pedantería del preguntado. Si esto me ocurriera a mí le respondería en serio o con humor dependiendo de mi estado anímico en ese momento:

    (D2a) Estado anímico positivo: Dar una respuesta Zen. Mañana sale el sol. (los grandes maestros Zen ayudan al iniciado contestando a las preguntas ontológicas en términos mundanos y a las preguntas mundanas en términos ontológicos)

    (D2b) Estado anímico negativo: Recurrir al humor y aprovechar la ocasión para devolverle el favor. Otra opción es contestar simple y llanamente “No hace ruido” y no dar ninguna explicación más. A continuación, si insiste, nos reímos de el por ser tan obtuso de no entender algo tan fácil, negándonos a argumentar nada y dejando que se sienta como el tonto que es.

    (D3) Un tono respetuoso y formal, desea una respuesta desde la perspectiva ontológica. Propio de la persona que busca la respuesta iluminada de quien crees que sabe más que tú del tema en cuestión. Este no es el caso Ramón, porque yo no sé más que tú ni más que nadie, pero si yo fuera un maestro, contestaría en serio y exhaustivamente tal y como lo acabo de hacer. Claro que en el caso de que yo fuera un maestro diría cosas coherentes y ciertas, y no la sarta de mentiras y delirios que os acabo de soltar.

    Escribe una respuesta

    XHTML: Puedes usar estos códigos html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>